Pequeños negocios, desinformados sobre factura electrónica: experto

 Uno de los casos en que se ha presentado el cierre de un negocio es el de don Julián Darío González, quien atendió por 53 años su vulcanizadora.

Monterrey

Los negocios pequeños tienen dificultades con las facturas electrónicas por la desinformación que todavía existe en torno a esta medida de la Secretaría de Hacienda, pero es un proceso sencillo e incluso más económico que la factura de papel, aseveró el fiscalista Héctor Nava Ramos, y recomendó no cerrar las puertas, sino asesorarse adecuadamente.

Uno de los casos en que se ha presentado el cierre de un negocio es el de don Julián Darío González, quien luego de 53 años de operar su vulcanizadora, decidió cerrarla porque no puede expedir facturas electrónicas.

Nava Ramos comentó que es una historia común entre quienes estaban dentro del Régimen de Pequeños Contribuyentes y ahora entraron al Régimen de Incorporación.

"Se pueden emitir facturas electrónicas desde el portal de la Secretaría de Hacienda, se hace un pequeño trámite, para poder accesar al sistema, y esto se resuelve", dijo el fiscalista de la firma ProSer.

Recordó que aunque el Sistema de Administración Tributaria (SAT) dio una prórroga hasta abril para quienes tienen ingresos menores a los 500 mil pesos anuales, las empresas grandes demandan la factura electrónica desde ahora a sus proveedores, porque no quieren llevar doble facturación.

"La obligación fiscal queda pendiente, pero la obligación comercial no, y es donde tienen que empezar a facturar desde ahora, de manera electrónica".

Los microempresarios como don Julián Darío González deben buscar asesoría adecuada, y se ofreció para apoyarlo gratuitamente a implementar la facturación electrónica en su negocio.

"Estamos ofreciéndole a este señor y a quienes se encuentran en la misma situación, una línea telefónica, 8369-8370, para asesorarlos gratuitamente, a fin de que no cierren sus negocios".

Destacó el caso de don Julián Dario, cuya tradicional vulcanizadora de la colonia Treviño, cerró sus puertas, ante la falta de información para poder expedir facturas electrónicas.

"Es falta de información para los pequeños contribuyentes, y no se les ha asesorado adecuadamente por parte de la autoridad fiscal", consideró Nava Ramos.

Hay desinformación y lamentablemente en la Secretaría de Hacienda están tan saturados con la atención a los contribuyentes, que éstos no siempre pueden recibir toda la información que requieren para aplicar las nuevas disposiciones.