Pensiones, el otro pasivo que costará 58 mil mdp

Se trata de una cifra adicional a los 66 mil millones de pesos de la deuda del Gobierno del Estado, señala Fernando Elizondo.
Además, las primas por seguros de vida se dispararon casi 50 por ciento.
Además, las primas por seguros de vida se dispararon casi 50 por ciento. (Carlos Rangel)

Monterrey

Cubrir las pensiones de sus jubilados y pensionados representará para el Gobierno del Estado 58 mil millones de pesos a valor presente, un pasivo adicional que no está computado con el rubro de deuda, pero que tendrá que cubrir.

Esta cifra trascendió durante la reunión de Transición con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores de Nuevo León, encabezada por el coordinador de este proceso, Fernando Elizondo Barragán.

"Una cifra muy relevante que se vio, es que si se trae a valor presenta la suma de lo que el Estado tiene que pagar como déficit de este sistema, significan 58 mil millones, es un pasivo adicional que de alguna manera tiene el Estado y que no está computado en los 66 mil millones de los que siempre hablamos cuando nos referimos a la deuda.

"El pasivo pensionario del Gobierno del Estado, no del Isssteleón, son estos 58 mil millones que va a ir pagando año con año, con un máximo de 5 mil 700 al 2023", dijo.

Elizondo Barragán dijo que este pasivo de algún modo se tenía ya proyectado, desde que se cambió el régimen de pensiones en 1993.

Sólo este año, en orden de cubrir las pensiones, el Gobierno Central tendrá que aportar 3 mil 400 millones de pesos, y esta cifra irá creciendo hacia el 2023 hasta llegar a los 5 mil 700 millones de pesos.

Del 2015 al 2021, tiempo que estará al frente la próxima administración de Jaime Rodríguez Calderón, según el cálculo que entregaron son 28 mil millones de pesos, por este déficit que tiene el Isssteleón.

Aunque los estudios actuariales sugieren modificar estas cuotas, Elizondo Barragán dijo que debe analizarse a detalle, una vez que se tome posesión.

Al equipo de transición llamó la atención la cifra de pagos en primas por seguros de vida que en un año aumentaron casi un 50 por ciento, razón por la que pedirá información adicional con este respecto.

"Los pagos por siniestros, hay una variabilidad muy grande en años consecutivos, y en un universo de 60 mil asegurados, la diferencia debe ser pequeña, no puede ser que en una año se mueran 50 por ciento más que en el otro", dijo.

Asimismo cuestionaron la prestación de servicios médicos en el nuevo esquema, mismo que dejaron activo hasta el 31 de diciembre de 2015, por lo que sobrevivirá al actual gobierno y después se analizará para ver si se continúa con los mismos proveedores.

"Está sujeto a revisión, vamos a tener que entrar revisando costos en todos los renglones y de todo tipo y seguramente se cambiará esto", dijo.