Peligrosa Barranca

La agrupación hizo gozar a cientos de asistentes amantes del rock mexicano que vibraron con su música en el Aula Magna.
Derrocharon talento en el Festival Alfonsino.
Derrocharon talento en el Festival Alfonsino. (Leonel Rocha)

Monterrey

El rock cadencioso que sólo el grupo La Barranca sabe tocar, se hizo presente ayer por la noche en el Festival Alfonsino que organiza la Universidad Autónoma de Nuevo León.

José Manuel Aguilera y compañía  hicieron gozar a cientos de asistentes amantes del rock mexicano que vibraron con su música en el Aula Magna.

El potente rugir de las guitarras se sintió en punto de las 20:30 horas, cuando el ex músico de Jaguares apareció en el escenario para estremecer con "Animal en Extinción".

El público, que logró abarrotar el recinto, de inmediato se adentró en una atmósfera cien por ciento rockera que continuó con "Ser un destello". Desde el inicio de su presentación la agrupación demostró su talento para rockear, algo que el público agradeció al cantar junto a ellos los temas "Reptil" y "Ante la ley".

Aquello que había iniciado como un concierto, se transformó en una verdadera "parranda", gracias a "Flores de invierno", que sacó el estruendoso sonido del bajó y la guitarra de los músicos.

"Alacrán", "Malecón", y "El tiempo es olvido", completaron el extenso repertorio de canciones con la que La Barranca desató la locura.

Con "Zafiro" y "Lengua de alma", José Manuel y Federico dijeron adiós, pero la sed de sus fanáticos aun no saciaba, por lo que regresaron para dejar contentos a todos los rockeros al ritmo de "En cada movimiento", "Como una sombra" y su éxito "Día Negro".