Sin definir el INE, ya discuten sobre recursos en NL

La única forma de 'blindar' la independencia económica sería destinar un porcentaje de recursos estatales al organismo, variable si es o no año electoral, opinó Luis Daniel López, presidente de CEE.
Hay autonomía operativa y administrativa, no así presupuestal, ha dicho el funcionario.
Hay autonomía operativa y administrativa, no así presupuestal, ha dicho el funcionario. (Leonel Rocha)

Monterrey

Todavía no se definen las reglas del juego a nivel nacional, y las comisiones y tribunales electorales en los estados ya hablan sobre autonomía presupuestal y de decisión en relación al nuevo Instituto Nacional de Elecciones (INE).

Preocupados por su capacidad de autogestión, los titulares de estos organismos debatieron en la ciudad de Monterrey sobre las mejores fórmulas para garantizar el respeto a su operación.

Para el presidente de la Comisión Estatal Electoral (CEE) en Nuevo León, Luis Daniel López Ruiz, el único modo de blindar la independencia económica es designar un porcentaje del presupuesto estatal al organismo, que pueda variar dependiendo si es o no año electoral.

Dijo que existe una autonomía en su operación y propuesta del manejo de los recursos; sin embargo, en cuanto ese proyecto llega a la Tesorería es modificado y peor aún, en cuanto llega al Poder Legislativo sigue en riesgo.

"Hay una autonomía operativa y administrativa, pero en el tema presupuestal no deja de haber un candado en cuanto a las decisiones que se toman al interior sobre los montos a ejercer y las decisiones que se toman al exterior para aprobar el proyecto.

"Nuestra propuesta es blindar este mecanismo a través de una propuesta de establecer un porcentaje y definirlo fijo para los años electorales y los no electorales, y en ese sentido que se tenga la certeza de que se va a contar con un presupuesto en tiempo y forma y que tomará en cuenta las necesidades del organismo".

Este año, a pesar de ser previo a las elecciones, la CEE recibió 42% menos de lo que habría propuesto.

Lo anterior provocó polémica desde la entrega del Paquete Fiscal; sin embargo, incluso con la intervención de López Ruiz ante la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado, no fue modificado.

El debate de comisionados y magistrados estatales en torno a la autonomía presupuestal parte de la centralización que el nuevo INE podría tener en relación a recursos y poder de decisión.

En los hechos, el Instituto Nacional de Elecciones tendrá capacidad de atracción de los comicios en los estados, además que designará a los miembros de los institutos locales, cuestión que se manejó a nivel legislativo, como una separación de los gobiernos estatales, buscando que no existiera intromisión de los gobernantes en turno.

"En el caso de Nuevo León siempre se ha mantenido y llevado con gran altura la separación, no ha sido un problema, pero de cara a las necesidades que vendrán en un futuro en todos los estados, la propuesta está allí, establecer este candado", dijo.

Además, López Ruiz confió en que el organismo que encabeza no desaparecerá, sino que incluso continuarán con la organización y realización de las elecciones en Nuevo León.

"¿La Comisión desaparece? No, no desaparece, continúa trabajando para llevar a cabo y desahogar el proceso electoral, el régimen de competencias es el que va a cambiar, habrá que esperar lo que resulte de la discusión de las leyes generales en el Congreso Federal", explicó.

"No es un tema que haya llevado solamente la Comisión Estatal Electoral al Congreso de la Unión y a las diferentes reuniones en que se ha tratado, se ha llevado en conjunto por todos los institutos electorales a proponer que se mantengan las funciones que actualmente tienen para aprovechar esa experiencia que ya se tiene...

"Hacemos votos porque se permita a la comisión mantener el trabajo y desarrollar la elección como lo ha venido haciendo por los últimos años", dijo.

A Daniel García Nájera, presidente del Tribunal Electoral del Estado de Coahuila, le preocupa la cuestión salarial y la disparidad que existe entre los diferentes entes estatales.

Propone que magistrados de tribunales locales homologuen sus percepciones a 5% menos de lo que reciben los integrantes de las salas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Al contrario del funcionario nuevoleonés, para el magistrado coahuilense, los recursos deben venir directamente de la Federación para asegurar que los gobernadores no intervengan en las resoluciones.

"El dinero puede ser un factor determinante para el pleno ejercicio de los litigios electorales en los estados. ¿Quiénes pueden presionarnos? Pues los partidos políticos vía sus gobernantes", señala.

En voz de legisladores estatales como Juan Carlos Ruiz García, presidente de la Comisión de Hacienda en el Congreso del Estado, la reforma política que concibió el INE fue para evitar la intromisión de los gobiernos estatales en las elecciones.

Afirma que el destino del país se decide este año con este cambio en la política; no obstante, como todas las grandes reformas en este tema, tal como pasó en 1996, se trata de una apuesta.