Pagan "migajas" a defraudados por la Ucrem

Luego del concurso mercantil, personas que perdieron sus ahorros en la unión de crédito comienzan a recibir devoluciones... por menos del 6% del monto original

Monterrey.-

Los años de lucha, de desesperación, protestas y trámites llevaron a que Martha García Rojas, una de las decenas de personas defraudadas por la Unión de Crédito Monterrey (Ucrem), finalmente recuperara parte del patrimonio perdido.

Martha tenía invertidos 137 mil pesos cuando inició el escándalo por este fraude... la mujer logró recuperar 8 mil.

La devolución equivale al 5.8 del patrimonio que la mujer perdió, al igual que decenas de afectados.

El 12 de agosto de este año y tras realizar un trámite previo para rectificar sus datos, la mujer se dirigió a las oficinas del Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros SNC.

En este lugar le entregaron 7 mil 950 pesos mediante una orden de retiro en ventanilla, de una cuenta individual abierta con el objetivo de depositar la devolución de sus ahorros.

“Me gasté más en copias, vueltas y abogados”, señala la vecina de la colonia San Jerónimo al mostrar el recibo tras siete años.

Prefiere no abundar en el tema, reconoce que el capital que tenía ahorrado era poco en comparación de aquellos que depositaron en la Ucrem no sólo su confianza sino también todos sus recursos económicos.

Personas retiradas, de la tercera edad o jóvenes emprendedores que recibirán también sólo un 5 por ciento del dinero que por ley les pertenece.

Fueron siete años de un litigo mercantil en el Juzgado Primero de Distrito en Materia Civil y de Trabajo que culminaron con un remate de los recursos de la Unión de Crédito y una merma considerable de sus ahorros.

El último representante de los afectados, Federico Rentería, declaró en febrero de este año que se descubrieron cuentas por 30 millones de pesos y se recuperaron 13 inmuebles que no han podido venderse, pues el síndico designado por el Instituto Federal de Concursos Mercantiles, Gerardo García Maldonado, “no se ha puesto las pilas”.

El líder expuso del que síndico del concurso llevaba ya seis meses tratando de vender un terreno de 85 hectáreas que se localiza en el municipio de García y por el que supuestamente un comprador ofrecía 60 millones de pesos, pero la negociación no prosperó.

Indicó que el 5 de noviembre pasado otro posible comprador pagó cinco millones de pesos y a principios de enero entregaría otros 13 millones.

Hasta el momento se desconoce a cuánto ascendió la suma del remate y por consiguiente cual fue la bolsa que se repartió entre los ex ahorradores.

A los afectados comenzaron a pagarles a partir de mayo, según cálculos de algunos que ya han ido a recibir su pago, una minúscula parte de lo que ahorraron.

El 7 de julio de 2006, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) determinó la revocación oficial del permiso de operación a la Unión de Crédito Monterrey (Ucrem) SA de CV, debido a irregularidades cometidas por miembros de su consejo de administración.

Entre ellas se encontraban préstamos por 147 millones de pesos a la constructora Plusvalía Inmobiliaria SA de CV, de la que también serían propietarios.

Ello dejó a más de 2 mil 200 ahorradores, en su mayoría pensionados y jubilados, a la deriva

Los problemas de la Unión de Crédito Monterrey comenzaron años atrás, cuando en febrero de 2003 fueron emplazados a subsanar las irregularidades, pero al hacer caso omiso, se determinó la revocación del permiso.

Eso no importó a los socios-dueños de la Ucrem, Felipe Morales Cavazos, presidente del consejo de administración, y los vocales José Luis Moreno Tamez, Román Martínez Méndez, Eduardo Luis Cisneros Zavala, Jaime Martínez Garza y Alejandro Sepúlveda Veliz.

Además, Ignacio Garza Pompa, gerente de la Ucrem y representante legal de la constructora Plusvalía Inmobiliaria SA de CV, y los empleados Felipe Montaño Sánchez y Patricia Isabel Leal Saldaña, responsables de las áreas de Créditos e Inversiones, respectivamente; siguieron operando y recibiendo recursos a pesar de la situación, hasta decidir cerrar las puertas antes de que la misma se hiciera del dominio público el 6 de junio de 2006.

CRONOLOGÍA

7 DE JUNIO DE 2006

El presidente del Consejo de Administración de Ucrem, Felipe Morales Cavazos, notificaba que la unión de crédito perdió su autorización para operar.

9 DE JUNIO DE 2006

Al encontrar irregularidades en su funcionamiento, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores revocó la autorización para operar a Ucrem, por lo que la institución congeló las cuentas de unos 2 mil 200 ahorradores.

21 DE JUNIO DE 2006

La Unión de Crédito, que adeudaba 380 millones de pesos a sus ahorradores, inició el proceso de registro de socios para la asamblea extraordinaria que planeaba celebrar el seis de julio, en la que se buscará designar al agente que llevará el proceso de liquidación de dicha unión.

4 DE OCTUBRE DE 2006

Una denuncia penal por una presunta administración fraudulenta en Ucrem fue presentada por 15 inversionistas, que no podían recuperar 2 millones de pesos de su dinero ahorrado al dejar de operar la institución por irregularidades.

23 DE ABRIL DE 2008

El trámite de liquidación de activos para restituir los ahorros a los mil 850 socios toma el camino del concurso mercantil.

11 DE MAYO DE 2011

Muere presuntamente de un infarto Felipe Morales Cavazos, ex director de la Ucrem; las circunstancias del deceso y velación orillan a la PGJE a hacer una exhumación del cuerpo ante la incredulidad de los afectados.

14 DE DICIEMBRE DE 2011

Los cuatro implicados en el fraude fueron sentenciados a 40 años de prisión, por Fraude Agravado en perjuicio de mil 100 inversionistas.

Ignacio Garza Pompa, de 59 años de edad, y Rosa Elena Reyna Reyes, de 50, fueron notificados en los ambulatorios del penal del Topo Chico.

Sus cómplices, Jesús Alejandro Sepúlveda, de 71 años de edad y Felipe Montaño Sánchez, de 76, debido a su edad nunca pisaron la prisión.

FEBRERO DE 2013

Última protesta de los defraudados por Ucrem.