Padrón en zona de San Jerónimo sería ilícito: CEDH

Aunque es necesario responder a exigencias de los colonos respecto a proteger su integridad y patrimonio de la delincuencia, esta acción es innecesaria. La Comisión ofrece asesoría al gobierno.

Monterrey

Un eventual registro de empleados de la zona de San Jerónimo como medida de seguridad sería una acción discriminatoria y violatoria de los derechos humanos, aseguró la presidenta de esta Comisión en Nuevo León, Minerva Martínez Garza.

Al darse a conocer la iniciativa realizada por la Secretaría del Ayuntamiento del municipio de Monterrey sobre un posible censo de trabajadores eventuales, la ombudswoman advirtió que sería un hecho sancionable e innecesario.

“Si la medida se pretende para motivos de seguridad definitivamente este propósito no sería lícito y tendríamos que considerarlo discriminatorio, y realmente Nuevo León tiene un alto índice de discriminación que debemos trabajar para combatir todos estos prejuicios y estereotipos culturales, por lo que no sería nada recomendable que realice este posible empadronamiento”, dijo.

Martínez llamó a la búsqueda de otras medidas para proteger a los colonos de esta zona.

Señaló que la idea de un padrón de “no habitantes” no es nueva y está comprobado que no funciona, como sucedió en San Pedro Garza García.

Dijo que incluso la intervención de la Comisión Estatal de Derechos Humanos modificó los planes del ex alcalde Mauricio Fernández Garza, para manejar este proyecto como uno de seguridad social para las empeladas y empleados domésticos, y no como de seguridad pública.

“En aquel caso el registro se hizo voluntario y estaba condicionado a la participación de programas sociales que les iban a funcionar, pero cuando esta base de datos quisieron trasladarlas a un proyecto de seguridad pública, lo señalamos y esto ya no se hizo de este modo”, recordó.

La ombudswoman dijo que se puede realizar una base de datos, pero bajo otras condiciones, y siempre y cuando hubiera un mecanismo fiable de protección de datos personales.

La presidenta de la CEDH señaló que este tipo de medidas se derivan de prejuicios y estereotipos, pues muchas personas tienen la idea de que los que no tienen arraigo o habitan en la zona, pueda ser un motivo para que los dañen.

“Están criminalizando a estas personas y por lo tanto es discriminatorio definitivamente”, mencionó.

De llegarse a concretar un registro de esta naturaleza en la zona de San Jerónimo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos iniciaría una investigación para verificar la violación de los derechos humanos, a fin de realizar una recomendación al respecto.

La funcionaria señaló que comprende la inquietud de los vecinos con relación a salvaguardar su integridad física y patrimonial, pero insistió en que tiene que haber otra alternativas para lograrlo.

“Como Comisión entendemos su necesidad de protección y seguridad, pero ésta no se debe lograr violentando los derechos humanos, que no es una medida correcta el hacer este empadronamiento de empleados de una colonia, sino que habrá que buscar otras formas con los medios adecuados y sobre todo con los cauces legales”, aseguró.

Martínez Garza exigió a las autoridades que no violenten las garantías individuales y reiteró la disposición de la CEDH para asesorarles, como hicieran con las autoridades del municipio de San Pedro Garza García hace dos años.