Padres de alumnos recibirán clases… de cocina

La Secretaría de Educación, en conjunto con la Secretaría de Salud, arranca taller para enseñar a los padres de familia cómo preparar platillos nutritivos, a fin de evitar el consumo de la comida ...
El objetivo es evitar, en la medida de lo posible, que los menores consuman comida chatarra.
El objetivo es evitar, en la medida de lo posible, que los menores consuman comida chatarra. (Foto: Carlos A. Rangel)

Monterrey

Cómo preparar platillos nutritivos, ricos y rápidos es algo que aprenderán los padres de familia de 370 escuelas secundarias, luego de que esta mañana la Secretaría de Educación del Estado, en coordinación con la Secretaría de Salud en la entidad, iniciara un taller de orientación alimentaria.

Con esta actividad, en la que chefs darán consejos a los padres que decidan acudir al taller, dijo la secretaria de Educación, Juana Aurora Cavazos Cavazos, se pretende llegar a 276 mil familias, y el principal objetivo es evitar el consumo de la comida chatarra.

"Si no bajamos las líneas de acción para una cultura alimentaria en la familia, difícilmente vamos a poder revertir las cifras de crecimiento que llevaba este desorden. La meta es llegar a todas las escuelas públicas y privadas en esta primera fase del nivel secundaria", expresó la funcionaria.

Con el programa Salud para Aprender, en el que está incluido este taller, se ha logrado reducir los índices de sobrepeso y obesidad en los alumnos de secundaria, al pasar de 38 por ciento en 2010 a 34 por ciento en diciembre de 2012, según la Encuesta Estatal de Salud y Nutrición.

"La importancia de estos talleres es que los alumnos están sólo cuatro horas en la escuela, la mayor parte del tiempo están en casa, por eso esto es importante para los padres de familia. Una de las características de este programa es la cobertura total", señaló por su parte el secretario de Salud del Estado, Jesús Zacarías Villarreal Pérez.

En todos los alumnos de educación básica se ha logrado reducir en promedio tres por ciento los índices de sobrepeso y obesidad, añadió el secretario estatal.

De poco más de un millón de alumnos, estas dos condiciones bajaron para los alumnos de secundaria cuatro por ciento; para los de preescolar, seis por ciento; y en primaria, dos por ciento, detalló Villarreal Pérez.