“Lo que vemos ahora es un Gobierno cercado”

Para Paco Ignacio Taibo II, la incapacidad del Estado mexicano de abrirse a la democracia va acompañada de autoritarismo y represión.
El autor de obras como Cuatro manos dio ayer una charla por las actividades del XX aniversario del MHM.
El autor de obras como Cuatro manos dio ayer una charla por las actividades del XX aniversario del MHM. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Sentado en las escalinatas del Museo de Historia Mexicana (MHM), el escritor e historiador Paco Ignacio Taibo II fumaba un cigarro horas antes de su charla 20 años después. Una reflexión sobre los últimos tiempos en México.

"Ha de ser chingón caminar por aquí en calor, con la brisa de las fuentes mojándote", menciona.

El autor de la biografía de Francisco Villa e innumerables novelas, participó en las actividades conmemorativas por los 20 años del Museo de Historia Mexicana. Previo a ello, ofreció una entrevista a MILENIO Monterrey, donde habló de la recuperación de la historia y su debate desde entonces y a la fecha.

Hace 20 años nos dijeron que con el Tratado de Libre Comercio saldríamos del tercer mundo e iríamos al primero. ¿Qué ha pasado en este tiempo en el país?

La primera reflexión es la enorme trampa del Tratado de Libre Comercio, la inmensa trampa; y luego de ello es la historia de los fraudes electorales; o sea, la incapacidad del Estado mexicano para abrirse a la democracia, y reconocer que a veces se gana y a veces se pierde.

Esta incapacidad del estado o esta necesidad del juego sucio, de la trampa, envilecen al sistema y siempre va acompañado de autoritarismo y represión.

La gran variante, a la hora de reflexionar por estos 20 años, creo que es la ofensiva neoliberal, se han vuelto locos. Si agarras el conjunto de leyes que conforman el cuerpo del proyecto neoliberal es la destrucción de la Constitución de 1917, y esto va unido a un incremento del autoritarismo del botín.

También son 20 años de lucha social continua, de una riqueza enorme, subidas y bajadas, intentos fallidos y exitosos.

Ha sido un periodo de un riquísimo debate por la recuperación de la historia, donde ha habido debates y la publicación de libros que tuvieron un éxito enorme, en reacciones sobre cómo ver a un personaje; un caso fue el de Francisco Villa, al rescatarlo como un personaje histórico entre Katz, Pedro Salmerón, Chuy Vargas y yo la hemos ganado. Hoy nadie se atreve a decir eso del "na', es que era un bandolero".

¿Es tiempo de hacer la historia del siglo XX, quizá de las décadas del 60 hacia acá?

Siempre es momento, aunque para mí todavía no es tema sentarme a escribir sobre esa época, viéndola como historia del siglo pasado, está demasiado caliente... de hecho fracasé cuando quise hacer una historia del 68 y terminé haciendo un recuento biográfico porque no pude, lo tenía demasiado cerca.

El presidente de Uruguay, José Mujica, habló sobre la percepción de que México es un estado fallido...

No puedes hablar de un Estado fallido, ¿cuál es un Estado exitoso? Es una broma, tienes que hablar de lo que tienes, de la forma gubernamental que el Estado cobra.

Lo que vemos ahora es un Gobierno cercado; si hoy se hiciera la magnífica pregunta de que si el Presidente tiene el respaldo social, pues no debe tener más del 30 por ciento; que además coarta de todas maneras que las preguntas se hagan y el cierre de la Suprema Corte para llevar a referéndum la consulta ciudadana sobre las reformas, el que la hayan cerrado pues es otra clausura del espacio democrático.

¿Qué lectura tienes de la salida de Cuauhtémoc Cárdenas del PRD?

Creo que ya era hora, que se tardó y que la gente decente que quedaba en el PRD –que no era mucha- se irá con él, supongo que a la formación de una nueva corriente democrática.

Cuauhtémoc repetirá el esquema de su salida del PRI, y se creará un nuevo partido- puente hacia Morena, que será la gran fuerza capitalizadora de la izquierda en los próximos procesos electorales.