Pocos, pero fieles a Pablo Alboran

El español ofreció un gran show, pese a que el Auditorio Banamex no lució a su máxima capacidad.
Ofrece lo mejor de su música.
Ofrece lo mejor de su música. (Leonel Rocha)

Monterrey

La "fama" que Pablo Alborán adquirió al realizar un dueto con Ricky Martin no fue suficiente para que el artista llenara el concierto que ofreció la noche del jueves en Monterrey.

El reloj marcó 21:50, cuando las luces del Auditorio Banamex se apagaron, señal que el Terral Tour estaba por comenzar.

Luego de un preámbulo musical de dos minutos, el cantante apareció en el escenario acompañando a sus seis músicos que lo esperaban con el tema "Está permitido".

"Buenas noches Monterrey", fueron las primeras palabras del español a su poco, pero fiel público que se dio cita para disfrutar del romanticismo y la melodiosa voz del cantante.

Pablo Alborán, quien vistió un pantalón negro con playera blanca a rayas color guindas, interpretó temas como "La escalera", "Pasos de cero" y "Quimera", entre otros.

Para "Ecos" y "Recuérdame", Pablo no dudó en demostrar su maestría como músico, y logró colmarse de aplausos con su interpretación al piano.

"Muy buenas noches familia ,me alegra ya estar en Monterrey. Gracias por creer en mí, en mi música. Esta noche soy vuestro", dijo Alborán muy emocionado.

La velada transcurrió su curso y con ella un sinfín de sentimientos y emociones con letras como "Un buen amor", "Desencuentro", "¿Dónde está el amor?" y "Volver a empezar", tema que cautivó a los presentes.

"Qué bella gente se puede ver en Monterrey, gracias por estar aquí con un servidor. Gracias por cantar junto conmigo las melodías que con mucho amor escribí para ustedes", expresó.

La recta final del concierto llegó con los temas "Solamente tú", "Por fin", "Gracias", "Despídete" y "Vívela".

Pablo Alborán dejó satisfechas a sus fieles seguidoras regiomontanas que no pararon de lanzarle piropos.Al finalizar el show a las 23:40, besó el escenario y se enredó una bandera mexicana.