PRI busca aumentar penas por violación, trata y lenocinio

El diputado local Daniel Torres Cantú indicó que actualmente con las redes sociales es más fácil que los menores sean víctimas de estos tipos de delitos, por lo que propone se agraven las condenas.
La iniciativa propone agravar las penas por violación, trata y/o lenocinio a menores que hayan sido contactados por medio de redes sociales.
La iniciativa propone agravar las penas por violación, trata y/o lenocinio a menores que hayan sido contactados por medio de redes sociales. (Archivo Milenio)

Monterrey

La bancada local del PRI propuso agravar las penas para los delitos de violación, trata y lenocinio cuando las víctimas sean menores, y sean contactados vía redes sociales por sus agresores.

El diputado Daniel Torres Cantú fue el encargado de llevar a Pleno la iniciativa que propone reformar los artículos 203, 206 y 269 del Código Penal del Estado, donde actualmente el lenocinio tiene penas que van de los seis meses a los ocho años de prisión y la violación en caso de menores de 13 años van desde los 15 hasta los 30 años.

"Estos tres delitos, hoy en la actualidad, con las redes sociales, con el internet, los menores y las personas están expuestas con más facilidad al engaño, hemos visto casos como personas se han hecho pasar por otras de otras edades y a final de cuentas tienen una mala intención con ellas o aplicar trata, o tener algún contacto erótico sexual", explicó Torres Cantú.

"La intención es que cuando el contacto sea por internet, se incrementará la pena en una mitad más, cuando se utilice el internet o cualquier otro medio de comunicación electrónica, radial o satelital para contactar a la víctimas", agregó.

Cabe destacar que el lenocinio es definido en la ley como la acción de servir de intermediario en las relaciones sexuales de una pareja, y este delito puede afectar a los menores, que actualmente, sin la supervisión de los padres ingresan habitualmente a internet.

"Uno de los mayores riesgos que corren las niñas, niños y adolecentes es la comunicación con personas desconocidas que pueden engañar, seducir, abusar e inclusive desarrollar acciones ilícitas contra ellos, solicitando información personal como nombre, dirección, teléfono, aficiones, datos de la familia, aumentando con ello el riesgo de ser víctimas de pederasta o de trata".

Tras ser expuesta ante el pleno, la propuesta fue turnada a la Comisión de Seguridad y Justicia donde será analizada para aprobar o rechazar las modificaciones propuestas al Código Penal de Nuevo León.