PRI y CROC liman asperezas y crean alianza electoral

Los dirigentes del tricolor y de la central obrera se reunieron a puerta cerrada para acordar medidas de cara al proceso electoral de 2015.
El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey Elizondo.
El dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey Elizondo. (Leonel Rocha)

Monterrey

Las diferencias entre el PRI y la CROC durante la asamblea en la que se instaló la nueva dirigencia estatal a cargo de Eduardo Bailey, fueron superadas al suscribir la central obrera y el comité estatal priista una alianza social de cara al proceso de 2015.

Ambos dirigentes, Eduardo Bailey Elizondo, del Partido Revolucionario Institucional; y Agustín Serna Servín, de la CROC, sentenciaron que esta alianza va encaminada a oxigenar y reactivar la vida del partido con miras a las elecciones de 2015 en la entidad.

A puerta cerrada, integrantes de las directivas de la CROC y el PRI, tuvieron un encuentro que calificaron de trabajo.

Si en el pasado la reunión fue en la sede croquista, hoy la llevaron a cabo en el edificio del PRI estatal, que encabeza Eduardo Bailey Elizondo.

Agustín Serna Servín, líder de la CROC, señaló que lo acordado es trabajar unidos en la realización de programas sociales y en el reclutamiento de simpatizantes priistas en el estado.

Por su parte, el dirigente del partido tricolor destacó la necesidad de reactivar las estructuras de esa institución política, fortaleciéndola desde las bases, además de reforzar el tema de la formación de nuevos  cuadros al interior del instituto político.

“De la mano PRI y la CROC vamos juntos a coadyuvar y trabajar en la conformación de una fuerza política más competitiva para el 2015”, sentenció el líder priista.

Agregó: “Vamos a ser incluyentes con todas las organizaciones de nuestro partido, pues en el PRI cabemos todos”, especificó Bailey Elizondo.

Y Agustín Serna Servín reiteró  la decisión de la  CROC de apoyar las labores del PRI, compartiéndole los programas sociales y educativos de la organización sindical con  el  fin de renovar y oxigenar las actividades partidistas en Nuevo León.

“Juntos trabajemos para darle una sacudida al partido, que vuelva el PRI y que vuelva el brillo en los ojos de los priistas que tienen la ilusión de trabajar en las grandes tareas del PRI y que sientan suyo al partido”, expresó el líder sindical.

En el encuentro, el segundo que se da entre la CROC y la nueva dirigencia priista, Bailey Elizondo conoció en detalle de parte de los croquistas la estructura  la central obrera que cuenta con  250 mil afiliados y los programas sociales en los que actualmente trabaja la organización como son las brigadas medico asistenciales, así como en el fomento a la productividad y el empleo.

Tuvieron tiempo para proyectar un video en el que se mostró el quehacer del Instituto Universitario Tecnológico de los Trabajadores, universidad obrera integrada por más de cuatro mil 300 estudiantes el 80 por ciento becados.