PGJNL ejecuta orden de aprehensión a autoviudo

El detenido aceptó que atacó a su víctima porque ella llegó en estado de ebriedad, luego de ausentarse de la vivienda que compartían.
Los hechos ocurrieron en el número 758 de la avenida Rehiletes
Los hechos ocurrieron en el número 758 de la avenida Rehiletes (Agustín Martínez)

Monterrey

La Procuraduría de Justicia ejecutó orden de aprehensión en contra del hombre que el miércoles en la noche asesinó a golpes a su esposa en el domicilio que habitaban, en el municipio de Benito Juárez.

Rubén González López fue detenido en cumplimiento a la orden que le giró un juez de control regional de Monterrey por considerarlo probable responsable del homicidio calificado de su esposa Magda Esthela Guzmán Arrendondo, de 39 años de edad.

Aunque la mujer murió el miércoles en la noche, fue hasta el jueves en la mañana cuando González López reportó su deceso como un hecho accidental y solicitó auxilio.

Pero al llegar a la casa marcada con el número 758 de la avenida Rehiletes, los elementos de la Policía de Juárez y de la Agencia Estatal confirmaron que la mujer había sido asesinada.

Pese a que María Esthela quedó sin vida en la cama que compartía con Rubén González, él aseguraba desconocer lo que le había ocurrido.

Durante las primeras investigaciones, Rubén González López cayó en contradicciones y dio varias versiones de los hechos a los policías que llegaron a prestarle auxilio.

Trascendió que finalmente, González López terminó por aceptar que había atacado a golpes a su esposa, porque el miércoles llegó en estado de ebriedad a su domicilio, de donde salió desde el martes en la noche.

Rubén González aceptó su responsabilidad horas después de los hechos, pero como ya no había flagrancia, la Procuraduría de Justicia tuvo que iniciar la carpeta de investigación y solicitar la orden de aprehensión correspondiente.

Entre las pruebas que recabó el representante social están los resultados de la autopsia que le practicaron al cuerpo de la víctima, en la que los peritos establecieron que murió de múltiples golpes, principalmente en la cabeza y en el área del abdomen, los cuales le dañaron varios órganos vitales.

Rubén González será presentado ante el juzgador que ordenó su detención para que determine si queda vinculado a proceso, mientras permanece recluido en el Penal del Topo Chico.