PGJE se inconforma con la sentencia de Homero

El agente del MP señaló que de acuerdo a la legislación, el inculpado debe de cubrir el daño más los intereses generados.
A González López le fue dictada una condena de 9 años y seis meses.
A González López le fue dictada una condena de 9 años y seis meses. (Archivo)

Monterrey

La Procuraduría de Justicia se inconformó con la sentencia que le impusieron a Homero González López, único detenido por la destrucción de las placas del Instituto de Control Vehicular, porque no lo condenaron a pagar los intereses que generan los 68 millones 513 mil 793 pesos que le reclama la dependencia, los cuales ascienden a 6 millones de pesos anuales.

Fue el agente del Ministerio Público adscrito al Juzgado Segundo Penal de Monterrey, quien ayer apeló la condena de 9 años y 6 meses de prisión que el viernes de la semana pasada recibió Homero González, al ser considerado responsable del delito de peculado.

En el escrito que presentó ante el titular de dicho juzgado, el fiscal argumentó que ese delito es el único del Código Penal que contempla como sanción el pago de los intereses del monto que se le reclama al acusado.

Explicó que la cantidad de intereses anuales que debe cubrir Homero González se calcularon en base al 9 por ciento anual.

Dijo que, de acuerdo a la legislación, Homero González debe cubrir la suma total que reclama el Instituto de Control Vehicular por la destrucción de los 311 mil 626 juegos de placas, más los intereses.

Agregó que además, en el pliego de conclusiones, había solicitado que se castigara a González López con la pena máxima con la que se sanciona el peculado, la cual es de 12 años de prisión.

Por la apelación que interpusieron los involucrados en el proceso que inició en el 2012, ahora serán los magistrados del Tribunal Superior de Justicia quienes tendrán que analizar la resolución que emitió el juez segundo penal de Monterrey para confirmarla o revocarla.