PAN anticipa 'rasurar' deudas de municipios

Presidente de la Comisión de Hacienda del Estado descarta conceder el 10% de tope que solicitaron alcaldes en sus proyectos de ingresos, pese a que en esa lista van Margarita Arellanes, Víctor ...

Monterrey

La bancada local del PAN prevé autorizar un techo financiero mínimo a los municipios de la zona metropolitana de apenas 2 por ciento de sus presupuestos de ingresos, muy por debajo del 10 que pretendían para el próximo 2014.

Con esto, la fracción panista restringe las propuestas no sólo de alcaldes emanados del PRI, sino de sus propios munícipes, como Margarita Arellanes, de Monterrey; Víctor Pérez, de Santa Catarina, y Rodolfo Ambriz, de Juárez, quienes solicitaron un techo financiero de 10 por ciento de sus ingresos para el año entrante.

Este lunes MILENIO Monterrey publicó para el próximo año, municipios como Monterrey, Santa Catarina, Guadalupe y Apodaca, buscan llevar hasta 10 por ciento de su presupuesto anual su límite de deuda.

Sin embargo para el Congreso Local esta solicitud tiene muy pocas posibilidades de prosperar, pues Acción Nacional prevé aprobarles algo similar a lo solicitado por el Gobierno de Nuevo León, es decir un 2 por ciento de techo de deuda, según expresó el presidente de la Comisión de Hacienda del Estado, Juan Carlos Ruiz.

"En lo particular estamos pidiendo no sólo al Gobierno Estatal, sino también a los municipios, austeridad, que se aprieten el cinturón y de mi parte no pensamos hacer una aprobación de un techo presupuestal de un 10 por ciento.

"Se está analizando otorgar lo mismo que el Gobierno del Estado está pidiendo, un dos por ciento", explicó Ruiz García.

Normalmente los ayuntamientos buscan dejar un colchón que les permita solicitar préstamos para cualquier contingencia que se pueda presentar el año siguiente.

Sin embargo algunos municipios sobrepasan lo solicitado en años anteriores.

En este sentido el legislador albiazul explicó que si bien el año pasado se autorizó a los ayuntamientos un tope financiero de un 5 por ciento, esto se hizo para permitir a las administraciones entrantes enfrentar la situación financiera en la que recibieron los ayuntamientos.

"El año pasado fue variable, hubo de todo, porque estaban arrancando y porque hubo muchas administraciones que estaban en ruinas los que estaban saliendo, los que estaban llegando pues apenas estaban viendo cómo iba la administración, por eso es que se hizo ese camino, pero para este año no estamos dispuestos a llegar a un 10 por ciento de techo presupuestal".

Cabe destacar que no sólo los municipios de la zona metropolitana exigieron techos de deuda amplios, también algunos de la zona rural enviaron solicitudes que en algunos casos piden financiamientos por el 40 por ciento de su presupuesto anual.