"Outsourcing" enfrenta transición en México

Pese a regulación, las compañías de subcontratación siguen proliferando.
La legislación exige a estas empresas solvencia económica.
La legislación exige a estas empresas solvencia económica. (Archivo)

Monterrey

Las empresas de outsourcing enfrentan un periodo de transición luego de que la legislación les exige tener activos suficientes para cubrir cualquier contingencia de pasivo laboral, dijo Iván Imperial, socio a cargo del área de Capital Humano y Obligaciones Estatales en la región norte de la firma KPMG.

Mencionó que la reforma laboral viene a acotar esto pero lo hace de manera incipiente.

“Este es un tema que no ha parado. Las prestadoras de servicio de subcontratación tienden a abaratar de manera poco real los costos, y esto no fue el sentido de la reforma laboral, la reforma buscaba impulsar esquemas de competitividad, productividad donde el trabajador le permitiera aumentar sus ingresos económicos”.

La idea es que se pagarán salarios justos y que hubiera un círculo virtuoso, añadió el especialista.

Señaló que aunque hay una mayor regulación al respecto, siguen proliferando empresas de outsourcing, “es algo un poco extraño porque se empezaron a regular, dado que estas empresas en el pasado operaban de una manera no muy transparente porque lo usaban para eliminar las cargas sociales y de una manera indirecta impactaba en los derechos de los trabajadores”.

Comentó que en este apartado hubo una jurisprudencia, un pronunciamiento de un Magistrado donde empezaron a revisar este tipo de esquemas y ahí, la ley no alcanzaba a precisar del todo ese problema.

Entonces lo que pasó es que la jurisprudencia ya dio un poco de claridad, ya señala que las empresas que son prestadoras de servicio realmente deben de ser prestadoras de servicios de acuerdo a lo que marca la Ley Laboral y deben de dar cumplimiento a ellos, una de las premisas que marca en ese sentido por parte de los magistrados es que esas empresas prestadoras del servicio deben de ser solventes económicamente.

Lo anterior, detalló que las empresas deben tener dentro de su balanza de activos una relación de uno a uno o de 2 a 1, es decir que deben de tener activos suficientes para solventar este pasivo laboral, ésta es la parte medular que empezaron a dictar los magistrados.

Este pronunciamiento de los magistrados le vino a dar mucha claridad y certeza.

Previó que cada vez que se presentarán más casos de rendición, así que esto irá sentando las bases de cuál debe de ser el cumplimiento para que las empresas empiecen a caminar hacia allá.

Nuevas disposiciones

El pasado 4 de junio se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) nuevas disposiciones a la Ley del Infonavit, en la misma se establece que las cuotas que se destinan a la subcuenta de vivienda de los trabajadores de outsourcing tendrán que ser cubiertas por el contratista.

O, en caso de incumplimiento, por la empresa que se beneficia de este servicio, esto a raíz de la modificación a la Ley del Infonavit.

De esta manera, quedan protegidos los trabajadores subcontratados, ya que era común que no tuvieran manera de reclamar el pago de esta prestación de ley, debido a que ni el contratante ni la empresa de outsourcing se hacían responsables.

“Vamos a ir mejorando mucho en materia de subcontratación, indicó Hugo Hernández-Ojeda Alvírez, socio del despacho Hogan Lovells BSTL.

Le viene a dar dientes a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para poder multar a las empresas que no cumplan la ley.

Para María del Rosario Lombera, socia de la práctica laboral de la firma Baker &McKenzie, estas nuevas reglas buscan homologar las disposiciones en materia de subcontratación que se emitieron por primera vez en el 2009. Además esta normatividad es poco específica al quedar muy genérico el tema.

Es en sí una mezcla entre lo que está ya en la Ley Laboral y lo que está en la Ley del IMSS, “yo siento una mezcla poco clara, poco precisa donde no queda claro que tanto alcance tiene la norma y el cómo cumplir las obligaciones que establece, pero sí viene a duplicar las cargas de trabajo administrativo”.