Organismos califican a diputados de perversos

El CCINLAC y Vertebra negaron que exista oposición para retrasar la votación de la ley de participación ciudadana.
Ángel Quintanilla, presidente de Vertebra, y Manuel Zavala, del CCINLAC.
Ángel Quintanilla, presidente de Vertebra, y Manuel Zavala, del CCINLAC. (Archivo)

Monterrey

Líderes de agrupaciones intermedias calificaron ayer como falso que exista una oposición real como para retrasar la votación a la reforma constitucional de participación ciudadana, que pone al descubierto la "manera perversa de los diputados de jugarnos el dedo".

Manuel Zavala, presidente del CCINLAC, y Ángel Quintanilla, de Vertebra, criticaron por separado la supuesta apertura de los legisladores locales que detuvieron el dictamen que votarían, para abrir supuesta mesas de trabajo para la reforma constitucional en materia de participación ciudadana.

"Es un déjà vu, este mismo proceso y argumentación son mecanismos para demorar algo que ya se puede votar, no es para nada una argumentación, es un sofisma, una mentira que parece verdad; ellos tienen listas las iniciativas, ya están listas las tres iniciativas aceptadas, ellos mismos adicionaron, si lo quieren ver así, en la primera vuelta e incluyeron más.

"Ahora están argumentando que como había gente que hace años estuvo de acuerdo o que estaba más limitada, ahora dicen que hay que ver qué quiere la gente. Es una manera muy perversa de jugarnos el dedo y seguir retrasando este proceso", arremetió Zavala.

El presidente del Consejo Cívico de las Instituciones AC afirmó que el Congreso realiza estas maniobras para que Nuevo León siga siendo un estado de los pocos en el país que todavía no tiene una Ley de Participación Ciudadana a nivel constitucional.

"No hay ciudadanía que esté en esa disyuntiva, son ellos los que quieren decir que haya una ciudadanía que quiere decir que está en esa disyuntiva. Quieren argumentar eso para no tomar la decisión de votar, no hay ciudadanía peleada en el tema, que pase la que ya tienen", afirmó Zavala.

Por su parte, el presidente de Vertebra, Ángel Quintanilla, aplaudió que los diputados realicen a estas mesas de trabajo, pero que aprueben la reforma en segunda vuelta, exactamente como la habían autorizado en la primera.

"Se ven en al espejo tan perversos y tan corruptos y tienen miedo que en un futuro esas mismas leyes que aprueben les vayan a afectar a ellos mismos; lo único que tienen que hacer es votar lo que ya votaron en la primera vuelta, la complican y es por culpa de ellos, porque fueron los que quitaron lo que se había aprobado en la primera vuelta.

"Si fueran honestos, con ellos mismos, con sus partidos y la ciudadanía, es tan sencillo como repetir la jugada de la primera vuelta y punto; si no tuvieran la sensación de que algo van a hacer mal, ¿para qué quieren cancelar que los ciudadanos quieren participar o cancelar?, están anticipando que van a hacer mal las cosas", cuestionó.

Posturas encontradas

Este miércoles MILENIO Monterrey publicó que el Congreso del Estado cedió a la supuesta presión y aceptó abrir mesas de trabajo para la reforma constitucional de participación ciudadana.

También se afirmó que los diputados buscan cambiar el dictamen para no sólo incluir referéndum, plebiscito y consulta popular, sino otras siete figuras que por acuerdo entre PAN y PRI habían dejado fuera.

Pero el CCINLAC y Vertebra señalan que los diputados sólo están buscando pretextos para no votar esta reforma.