Oposición a reforma es vergonzosa: ONG

A pesar de alternativas para aprobar la segunda vuelta, las bancadas legislativas traicionan a la sociedad al negarle acceso a toma de decisiones; advierten que costo político será muy alto.
Para diversas asociaciones civiles, la determinación de los diputados significa un retroceso.
Para diversas asociaciones civiles, la determinación de los diputados significa un retroceso. (Leonel Rocha)

Monterrey

Líderes de organizaciones de la sociedad civil de Nuevo León calificaron como vergonzante la actitud de los legisladores que se opusieron a la segunda vuelta de la reforma constitucional en materia de participación ciudadana.

Manuel Zavala de Alba, del Consejo Cívico (CC) dijo que el comportamiento de los legisladores priistas era de una "pobreza" que resulta preocupante si se extrapola a todas las dependencias del gobierno en el poder.

Señaló que tuvieron hasta tres posibilidades, por medio del dictamen y de los dos votos particulares para pasar una reforma, y solamente evidenciaron que sin importar las variables no la iban a permitir.

"Tenemos 10 años sabiendo que no existe voluntad para aprobar estas reformas, pero hoy nos damos cuenta que les sale más barato traicionar a los ciudadanos que soltar el poder.

"No quieren perder privilegios, pero los ciudadanos no nos vamos; vamos a tener paciencia, después de todo, somos mayoría", dijo.

Aseguró que el Gobierno actual no está a la altura de los ciudadanos a los que les sigue negando el acceso a la toma de decisiones.

Dijo que esperan la presentación de una propuesta de Ley Estatal que estaría sustentada en la Constitución Federal y así poder proseguir en un ciclo que empezó hace más de una década en Nuevo León.

Zavala de Alba dijo que orillar a que se tomen este tipo de vías, en lugar de hacer las cosas bien desde el principio, y buscar cualquier pretexto para retrasar la democracia participativa se verá traducido en un costo político muy alto.

Para Luis Villaescusa Arvizu, presidente del Foro Libre Democrático, una de las organizaciones que ha estado presente desde el inicio de las gestiones para sacar adelante en la legislación las figuras de participación ciudadana, aseguró que esta ley no está "muerta".

"Es una tristeza que en este momento no haya sido aprobada, pero no es que esté muerta, sólo que hay que retomar el camino nuevamente y pasar el proceso que habíamos hecho para estar en el mismo punto el próximo periodo", dijo.

Calificó como un error el hecho de que los legisladores priistas no hayan logrado un acuerdo, ya que se les presentaron diversas opciones, ninguna de las cuales fue aceptada.

Sin embargo, destacó que podría presentarse una nueva propuesta, incluso por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"Es vergonzosa la posición que han tenido los diferentes congresos, porque cada 3 años los individuos cambian, pero la institución prevalece; los trienios anteriores los ciudadanos no han contado con el apoyo de ni siquiera una mayoría simple", mencionó.

Villaescusa Arvizu reiteró su confianza para que a finales del próximo año exista una legislación estatal, derivado de una nueva propuesta basada en la Constitución Federal.

Destacó que históricamente, las fracciones panista y perredista siempre han manifestado favorecer esta ley, sin embargo la bancada priista siempre ha hablado de análisis, sin llegar hasta el momento a una determinación.

Al respecto, la dirigencia estatal de Movimiento Ciudadano calificó como lamentable la determinación de los legisladores, ya que tal parece que los diputados "nos perciben como súbditos" y no como ciudadanos plenos.

Melchor Llavona Galván, dirigente estatal del partido, afirmó que no había excusas para demorar la aprobación de la Ley de Participación Ciudadana y exigió que la votación no se postergara más.

"Nuestro estado está acostumbrado a ser punta de lanza y líder, pero en el aspecto democrático, somos de los poquísimos estados que aún no cuenta con una ley de participación; tal parece que las autoridades nos perciben como súbditos y no como ciudadanos plenos", señaló.

Llavona Galván expresó que los partidos representados en el Congreso del Estado de Nuevo León deberían demostrar un mínimo de voluntad política y compromiso con la ciudadanía y aprobar cuando menos los tres instrumentos básicos en esta ley, que son la consulta ciudadana, el plebiscito y el referéndum.

El dirigente del partido Movimiento Ciudadano en la entidad declaró que los ciudadanos no requieren permiso de los políticos para participar, ya que es su derecho, pero que Nuevo León se está rezagando en este aspecto.

Afirmó que lo que se está planeando es crear instrumentos que fortalezcan la democracia, y que hagan más sencilla y efectiva la participación.

"Esperemos que los diputados tengan suficiente madurez para diferenciar entre grillas y crecimiento democrático", opinó.