Treviño pide más tiempo para definir su situación

El juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Toluca tiene hasta el próximo 13 de marzo para determinar si dicta o no formal prisión contra el 'Z42'.
El líder del grupo delictivo está internado en el penal del Altiplano.
El líder del grupo delictivo está internado en el penal del Altiplano. (Cuartoscuro)

Ciudad de México y Monterrey

El líder absoluto de Los Zetas, Omar Treviño Morales, el Z42, rindió ayer su declaración preparatoria ante un juez federal del Estado de México, a quien solicitó la duplicidad del término constitucional para definir su situación jurídica.

El juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en Toluca tiene hasta el próximo 13 de marzo para determinar si dicta o no formal prisión contra Treviño Morales.

Mientras que dos presuntos colaboradores de el Z42, identificados como Juan Pablo Téllez de la Cerda y Ricardo Aurelio Torres Rodríguez se reservaron su derecho a declarar, pero pidieron la duplicidad del término para que se defina su situación jurídica.

A los tres inculpados se les atribuye su probable responsabilidad en los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Omar Treviño Morales se encuentra internado en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.

En tanto que Téllez de la Cerda y Torres Rodríguez están presos en el Centro Federal de Readaptación Social Número 5 Oriente, ubicado en Villa Aldama, en el estado de Veracruz.

Sus pertenencias

Autoridades federales aseguraron un total fueron cuatro residencias en sectores exclusivos de Monterrey y San Pedro Garza García, 20 vehículos, tres helicópteros y dos bodegas a Omar Treviño Morales, el Z42, en Nuevo León.

Las viviendas fueron cateadas por las fuerzas federales y encontraron algunas evidencias de que el Z42 vivió por varios meses en cada una de las residencias.

También se estableció que la colonia Alfareros, en los límites de Monterrey con San Pedro, se encontraron las dos bodegas donde el líder criminal tenía guardados 20 vehículos entre autos y camionetas de lujo y último modelo.

También le fue decomisada una lancha y en un helipuerto privado fueron localizados tres helicópteros que el líder delincuencial y su operador financiero habrían usado.