'Olvidan' extinción de dependencias estatales

El Presupuesto de Egresos 2014 contempla recursos en cifras muy similares al presente año para los 16 organismos que el gobernador ofreció desaparecer dentro del plan de ahorro
En 2013 acapararon 421 millones de pesos; ahora la suma alcanza los 400 millones
En 2013 acapararon 421 millones de pesos; ahora la suma alcanza los 400 millones (Especial)

Monterrey

El Gobierno Estatal asignó más de 400 millones de pesos dentro del proyecto de Presupuesto para 2014 a organismos públicos y fideicomisos que se comprometió a desaparecer o fusionar desde mitad del año, dentro de su plan de ahorro.

Como parte del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Interno de las Finanzas (POFIF), la administración estatal ofreció en junio pasado realizar ajustes en la estructura interna y desaparecer una serie de dependencias y fideicomisos en un lapso de 90 días a partir de entonces.

El plazo se venció desde septiembre pasado sin que se formalizara la desaparición y fusión de organismos, pero más allá de eso, la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado les destinó casi el mismo presupuesto que el año anterior.

En 2013, estas 16 dependencias acumularon un presupuesto total de 421 millones 892 mil pesos.

Para el año entrante, el Gobierno del Estado destinará 400 millones 244 mil pesos para su operación de la totalidad de ellas, es decir, la suma sólo se reduce 5 por ciento de un año a otro, con todo y la promesa de que desaparecerían o fusionarían entre ellos para generar ahorros en el gasto para las arcas de Nuevo León.

Entre estos organismos se encuentran Fomerrey y el Instituto de la Vivienda, que debían ser fusionados, al igual que la Operadora de Servicios Turísticos y la Corporación para el Desarrollo Turístico del Estado.

Fue el pasado 6 de junio de este año cuando el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y el tesorero Rodolfo Gómez Acosta anunciaron la fusión o extinción de estas 16 dependencias, que generarían el despido de 300 funcionarios.

Además, si bien algunas de estas dependencias necesitaban ser removidas desde la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, es decir, con el voto de los legisladores locales, la iniciativa de reforma nunca llegó al Poder Legislativo.

Son ocho de los 16 organismos descentralizados y fideicomisos que anunciaron desaparecer para lograr ahorros económicos por 200 millones de pesos.

Dentro de esta figura se encuentran el Instituto de Vivienda, Sistema Estatal de Caminos, la Corporación para el Desarrollo Turístico y la Osetur.

También van en esa lista la Corporación para el Desarrollo Agropecuario de Nuevo León, Proderleón, la Agencia del Transporte y el Sistema Integral de Tránsito Metropolitano (Sintram).

Sin embargo, todos estos entes recibieron un presupuesto para gasto corriente en el proyecto de Presupuesto de Egresos para 2014 que el tesorero entregó ante el Congreso del Estado el pasado 20 de noviembre.

La Corporación para el Desarrollo Turístico, recibirá para su operación 34 millones 956 mil pesos, mientras la Operadora de Servicios Turísticos contará con un millón 336 mil pesos, ambos presupuestos son muy similares a los que percibieron para 2013.

En lo que se refiere al sector del campo; el proyecto presupuestal otorga más de 180 millones a la Corporación para el Desarrollo Agropecuario y 16 millones a Prodeleón.

En relación a Sintram, que sería absorbido por la Agencia Estatal del Transporte, según se anunció en aquella ocasión,se contemplan 6 y 41 millones respectivamente.

Los Fideicomisos, que no requerían el aval del Congreso para desaparecer, también se quedarán en el aparato estatal.

Fomerrey, el Fideicomiso Ciudad Solidaridad, la Secretaría de Obras Públicas, el Fideicomiso Turismo y el Fideicomiso Zaragoza, así como Fonagro y Fomento Agropecuario del Estado, Fidecitrus y Fidesur.

En el caso del Fideicomiso al Fomento Metropolitano (Fomerrey) se le otorgan para su operación, 24 millones 546 mil pesos, mientras al Instituto de la Vivienda se le designan poco más de 7 millones de pesos para gasto corriente, pero 19 mil 500 para inversión a capital.

Además se conserva el Fideicomiso del Reordenamiento Comercial (Firecom), uno de los dolores de cabeza de Fomerrey, que opera el Mercado Fundadores y constantemente es cuestionado en sus manejos de recursos por la Auditoría Superior del Estado.

A los fideicomisos del campo se les siguen asignando recursos, 15 millones para Fidecitrus y 4 más para Fidesur.

En relación a las dependencias culturales, que presuntamente operarían a partir de la presidencia del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, se asignó recurso para los Tres Museos y el Fondo Editorial Nuevo León.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]