Nuevo delegado de la PGR en Nuevo León

Ramón Ernesto Badillo Aguilar fungió como encargado de la delegación de la PGR en el estado de Guerrero, y también se desempeñó como Ministerio Público de la Federación en Guanajuato.
El lunes inició funciones en NL.
El lunes inició funciones en NL. (Roberto Alanís)

Monterrey

La delegación en Nuevo León de la Procuraduría General de la República (PGR) tiene nuevo titular desde el pasado lunes, en la figura de Ramón Ernesto Badillo Aguilar.

El funcionario tuvo ayer su primera aparición pública en el evento celebrado en la Explanada de los Héroes, en el cual se entregaron patrullas a elementos de Fuerza Civil, pero se retiró del mismo sin ofrecer declaración alguna.

Badillo Aguilar fungió como encargado de la delegación de la PGR en el estado de Guerrero, y también se desempeñó como Ministerio Público de la Federación en Guanajuato.

No obstante, fuentes periodísticas dan cuenta del pasado inmediato del funcionario federal, que tuvo problemas con los comerciantes de Guerrero, que llegaron incluso al punto de exigir su destitución del cargo.

La información fechada en noviembre del año pasado apunta que su salida fue planteada por oferentes en respuesta a un operativo que la Policía Federal realizó en un mercado de la citada entidad, que concluyó con el decomiso de mercancía presuntamente apócrifa y la detención de siete personas.

Los afectados acusaron a la autoridad de ingresar a varios locales comerciales sin la debida orden de cateo, y responsabilizaron en forma directa por el hecho a Badillo Aguilar.

El caso fue del conocimiento de la entonces procuradora Marisela Morales, ya que los inconformes tramitaron una cita con ella para exponerle la situación.

Pese a esta situación, Badillo Aguilar reemplaza desde el arranque de la presente semana a María Guadalupe Muro Morales al frente de la dependencia federal.