Negocios expendedores de materiales viven crisis

Malaquías Aguirre denuncia que el gobierno de NL les ha retenido el pago a los proveedores por un año y eso ha ocasionado merma.
Las constructoras que realizan obra pública están vinculadas con los vendedores de materiales.
Las constructoras que realizan obra pública están vinculadas con los vendedores de materiales. (Carlos Rangel)

Monterrey

Las empresas del ramo de materiales para la construcción en la entidad están contra la pared. Por un lado, enfrentan la caída en el consumo y por el otro la falta de pago por parte del gobierno de Nuevo León que desde hace un año que no les paga, denunció Malaquías Aguirre, presidente de la Asociación de Empresas de Materiales para la Construcción en el estado.

"El adeudo, no es sólo a las empresas de este sector sino a constructoras y prestadores de servicios vinculados a la industria de la construcción e infraestructura".

Dijo que es un problema que ha ido creciendo y a como se acerca el periodo electoral el temor de los empresarios del ramo crece, pues temen que se prolongue aún más el pago.

Mencionó que la recuperación en la industria de la construcción no se ha dado y ven poco probable que pueda materializarse hacia la segunda mitad del año.

"Es una situación de crisis donde varias empresas se están quedando en el camino. Si a esto se le agrega la crisis de pago por parte del gobierno estatal realmente es doble la crisis", indicó.

¿En comparación al año pasado cuánto ha caído la actividad?

"Ya desde el año pasado estábamos en zona de desastre, el año pasado con respecto al 2012 la caída había sido de 30 por ciento y al día de hoy estamos al mismo nivel, se ha mantenido pero prácticamente al no crecer es un decrecimiento y con la inflación pues aumenta el precio de los combustibles, impuestos y todo lo se va dando en cadena".

El empresario indicó que cada vez se confía menos sobre la viabilidad de que la economía realmente se reactive.

"El gobierno federal había previsto un crecimiento económico que finalmente no se concretará. El presidente había ofrecido que con las reformas el mercado interno iba a reactivarse y ya tenemos dos años en crisis y estamos peor a como estábamos en ese entonces", añadió Malaquías.

En entrevista telefónica, comentó que el mercado sigue contraído y ni que decir la cartera la cual está muy complicada, a las constructoras que traen obra pública, el gobierno estatal no les ha pagado desde hace un año, esto tiene un efecto en cadena, dado que a las constructoras no les pagan y ellas a su vez no pagan a (nosotros) a las empresas de materiales para la construcción.

¿Y a nivel federal los recursos no han llegado?

"No los vemos, no sé, porque realmente no se siente que haya flujo y si acaso lo hay quizá lo estén utilizando para otra cosa, o lo están guardando para después. "No se siente en la actividad nuestra, no hay nada que haya cambiado en las últimas semanas", agregó.

Consideró que con este tipo de retraso en el pago a la proveeduría, hay una pérdida considerable ya que aun cuando se pague, el impacto en las empresas es irreversible ante la demora.