NL lidiará con flexibilidad presupuestal débil: S&P

Para Nuevo León, el reto será el cómo mejorar su liquidez para cubrir la deuda con sus proveedores de servicios.
Mejorar liquidez, reto del Estado.
Mejorar liquidez, reto del Estado. (Especial)

Monterrey

Luego de celebrar los comicios del pasado 7 de junio, la agencia calificadora Standard and Poor's (S&P), señaló que la victoria electoral forzará a las nuevas administraciones a lidiar con una flexibilidad presupuestal "débil" o "muy débil", altos niveles de deuda en algunos de los estados que limitan el financiamiento de proyectos de infraestructura urgentes en el mediano plazo, y desafíos políticos hacia finales del 2015 y en 2016.

Para Nuevo León, el reto será el cómo mejorar su liquidez para cubrir la deuda con sus proveedores de servicios y gestionar de manera prudente las políticas financieras debido a que su deuda es mayor que la de los otros estados.

Sin embargo, la presión fiscal ha pesado sobre el Estado, como se observó en la duplicación de su deuda a 49 por ciento de sus ingresos operativos al cierre de 2014 desde el 24 por ciento en 2009.

"La perspectiva positiva refleja una posible alza de la calificación de Nuevo León para la cual será necesario que mantenga un presupuesto balanceado, que le permitirá reducir gradualmente su deuda. Un desafío adicional se plantea en el terreno político, debido a que el próximo gobernador, un candidato independiente, tendrá que trabajar con los partidos tradicionales para aprobar los presupuestos".