NL ha trabajado contra violencia: embajadora

Samantha Power, funcionaria de los Estados Unidos ante la ONU, reconoció la labor que se ha desarrollado en procuración de justicia.
La representante se reunió con asociaciones y con el Gobierno Estatal.
La representante se reunió con asociaciones y con el Gobierno Estatal. (Jorge López)

Monterrey

Temas como la procuración de justicia para los desaparecidos y su familia, los derechos humanos de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Travesti (LGBT), y el freno a la impunidad son de alta preocupación para el país vecino de Estados Unidos, consideró la embajadora permanente de ese país ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samantha Power.

La diplomática estuvo en México y en Monterrey, donde se reunió con funcionarios encargados de estos puntos de seguridad pública en el país. Previo a abandonar México, Power ofreció una entrevista en donde presentó sus conclusiones con respecto a lo que escuchó durante su visita.

En Nuevo León, la embajadora se reunió con la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos AC (CADHAC); el ex procurador de Justicia estatal, Adrián de la Garza; y autoridades del nuevo gobierno, incluido el actual procurador Roberto Flores.

Su visión, con respecto a lo que vivió durante su estancia en la ciudad, es que Nuevo León ha podido –en conjunto autoridades y la sociedad civil – frenar la violencia que la azotó, a tal grado que el país norteamericano reconoció la labor permitiendo que el nuevo cónsul tomará el cargo acompañado por su familia.

"Son problemas muy recientes, y ciertas comunidades han sufrido más de violencia e inseguridad en donde estas crecieron muy rápido. En Monterrey, que en algún momento fue una de las ciudades más pacíficas del mundo y muy rápidamente fue azotada por esta situación, se ha puesto un alto a la violencia. Tanto que el nuevo cónsul es el primero, en mucho tiempo, que ha podido venir con su familia.

"Pero de esa misma manera, que esa violencia llegó tan rápido y creció tanto creando inseguridad en la comunidad y ansiedad. De esa misma manera, se puede lograr recuperarse si se tienen los recursos, si se tiene la voluntad, y la preparación, si la sociedad se lo propone", apuntó.

Reconoció la labor hecha por asociaciones como CADHAC, pero también por parte del ex procurador ya que "su trabajo ha resonado incluso hasta en las Naciones Unidas".

Ante el cuestionamiento de los temas abordados con el nuevo procurador, la embajadora dijo:

"Platiqué con él, y reconoció tener una apertura para la sociedad civil y una presión de mantener la reducción de crímenes que se ha registrado. No solo quiere asegurarse que lo logrado no se pierda, pero también busca lograr justicia en crímenes que no se han resuelto. Todos los mensajes que dio fueron positivos en términos de terminar con la impunidad".

Ayer también sostuvo una plática con activistas de la comunidad LGBT, con quienes abordó el respeto a los derechos humanos por parte de la sociedad en general.

"Me dieron a conocer que están sorprendidos con el avance que han tenido en el estado en un periodo muy corto de tiempo. Es algo que tenemos también en Estados Unidos, con la legislación sobre el matrimonio igualitario. Pero ellos también reconocieron que son afortunados por sentirse recibidos por la comunidad en esta ciudad, aunque hay partes en donde se sienten menos seguros. Sienten que hay mucho avance en un periodo de tiempo muy corto, pero sienten que falta todavía ver que los derechos de la comunidad sean plenos, sin importar donde están".