NL no tiene suficiente agua, insiste Gobierno

El Poder Ejecutivo se deslinda de opinar respecto a la realización del proyecto; asegura que dejará a los organismos y expertos en la materia decidir cuál es la mejor opción para el estado.
El mandatario se reunió ayer con alcaldes de varios municipios rurales en Anáhuac.
El mandatario se reunió ayer con alcaldes de varios municipios rurales en Anáhuac. (Especial)

Anáhuac

Ante la polémica que volvió a generar el proyecto de Monterrey VI al reanudar sus posibles alternativas, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, consideró que la necesidad de agua en la localidad es una realidad y que por más que llueva, el subsuelo no tiene el vital líquido suficiente.

Al ser cuestionado en las mesas de trabajo sobre la persistente negativa de las organizaciones civiles de que traer agua de otras partes de México, el mandatario estatal deseó no opinar a favor o en contra; en cambio, dejó que los organismos y expertos digan qué es lo mejor para la localidad.

"Yo no quiero opinar respecto a estar a favor o en contra de algo, yo quiero que los organismos, los técnicos, los expertos, Agua y Drenaje, los que le saben y le entienden a esto nos den a nosotros qué es lo mejor para Nuevo León; es un hecho que Nuevo León necesita el agua, es una verdad, es un hecho que tenemos fuentes de abastecimiento y pues vamos a revisarlo.

"Yo he dado instrucciones al director de Agua y Drenaje, es más, le cedimos la decisión de la conducción al Fondo Metropolitano del Agua, que dirige Eugenio Clariond; al Consejo Nuevo León, que dirige Antonio Elosúa. Los dos le saben y entienden a este tema, y les he pedido convoquen a las organizaciones, pero que lo argumenten, lo razonen y no nos lleve a la confronta.

Se habla que la respuesta está en el subsuelo, ¿esta opción también se estudiaría?

"Hay gente que le sabe y le entiende, expertos... Aquí Anáhuac es un ejemplo, Anáhuac si no utiliza bien su agua, tiene una presa que le surte y tiene una concesión de agua que es propiedad de ellos, pero si no lo usan bien hoy, ellos aquí están migrando del uso irracional al uso racional.

"Por más que llueva, el subsuelo no tiene agua suficiente, esta es una región que no llueve lo suficiente, nosotros somos una zona del desierto donde no llueve suficiente, pero hay gente que quiere ponerse en contra de todo y eso yo lo escucharé a través de los organismos que ya hemos planteado, y no tomaré ninguna decisión hasta que no tengamos un consenso, no tengo prisa al respecto", contestó.

El martes pasado, el Gobierno del Estado dio a conocer que el proyecto de traer agua de otras partes a Nuevo León será algo a cristalizar en esta administración, ya sea con el nombre de Monterrey VI o cualquier otro.

En esa ocasión, el gobernador destacó que cambiarán de nombre al proyecto para no generar más polémica; en tanto, éste será modificado y plantearán alternativas que no afecten ambiental, económica y socialmente a Nuevo León, aunque continuó sin detallar cuáles.

Además, dijo que trabajarán en conjunto el Fondo Metropolitano del Agua de Monterrey, la Comisión de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Consejo Nuevo León, y Agua y Drenaje de Monterrey, a fin de tomar decisiones consensuadas.

Sin embargo, el jueves pasado que se realizó la primera reunión, los organismos civiles se mostraron en contra de que el suministro de agua para la entidad en los próximos 30 años sea traído del río Pánuco o de cualquier parte de la República Mexicana.