Multa por manejar ebrio, más alta que por violación

Estudio reveló que 40 por ciento de los atacantes tiene entre 25 y 34 años.
Las sentencias de cárcel por este ilícito también son menores.
Las sentencias de cárcel por este ilícito también son menores. (Raúl Palacios/Archivo)

Monterrey

Una multa por conducir en estado de ebriedad es 64 veces más cara que la impuesta por algunos jueces a quienes cometen el delito de violación en Nuevo León.

La infracción alcanza 32 mil pesos al menos en el municipio de Monterrey, mientras en 2010, según estadísticas del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), se aplicaron 4 sentencias de multa más prisión a violadores por menos de 500 pesos y 2 por montos que van de mil a 2 mil pesos.

Durante 2010, el INEGI realizó un compilado de Estadística Judicial en Materia Penal que revela algunas prácticas en la impartición de justicia del estado en torno a este delito.

De un total de 77 sentenciados por violación, solamente 60 recibieron una condena de privación de la libertad y 17 más fueron absueltos por falta de pruebas.

En opinión de los jueces, sólo 10 de estos casos merecieron además alguna otra pena, como la reparación del daño o la multa.

En cuatro casos se ordenó al criminal el pago de una multa, pero ésta fue menor de 500 pesos.

La reparación del daño también fue dictada en cinco casos, pero las sumas también resultan risibles; en 2 fue de 500 pesos, en una de dos mil pesos y en 2 de cinco mil pesos.

Sin embargo los montos económicos son sólo la punta del iceberg, las sentencias de privación de la libertad son, en al menos 26 por ciento de los casos, menores a las que dicta el Código Penal del Estado en su artículo 266.

En éste se señala que la penalidad mínima por este delito es de 6 a 12 años de prisión cuando la víctima es mayor de 13 años, sin embargo en los centros penitenciarios del estado hay un interno al que le dieron menos de 3 años, 2 reos más cuya sentencia fue de 3 a 5 años.

Si bien la penalidad de cárcel más utilizada es de más de 17 años, en la que se registran 24 casos, las penas punitivas de privación de la libertad por este delito varían en un abanico muy grande de opciones.

En el caso del abuso sexual se presenta el mismo caso, pues de las 32 sentencias dictadas a ese año, 7 fueron absueltos y 4 casos sobreseídos, dejando un total de 21 criminales en prisión cumpliendo una sentencia por este delito.

En 5 casos el castigo fue únicamente la prisión, mientras que en 16 se aplicó también una multa; 15 de menos de 500 pesos y una de 2 a 5 mil pesos.

La sentencia por abuso sexual más utilizada es de 1 a 3 años de prisión y se dio en 17 casos, mientras 4 más recibieron penalidades de 3 a 5 años de privación de libertad.

Agresores son jóvenes

De la cantidad de agresores sentenciados, 40 por ciento (24 casos) tiene entre 25 y 34 años, mientras el segundo grupo lo componen hombres entre 35 y 44 años (18 casos).

En lo referente a abuso sexual, la incidencia por edad se encuentra más separada, pues de los 32 casos sentenciados, el número que más destaca es el grupo entre los 35 y 44 años, con 8 casos, sin embargo, en el siguiente escaño, de 45 a 54 son 7, por lo que no existe una gran diferencia.

De acuerdo a las cifras oficiales, los casos de abuso sexual en contra de las mujeres ha ido en aumento en los últimos años en el estado de Nuevo León, pues tan sólo el año 2013 se cerró con 515 reportes de este tipo.

A esto hay que agregar la cifra negra de casos que no se denuncian, la cual podría ser muy elevada.