Mujeres padecen desde insultos hasta violaciones

La mayoría de los ataques sexuales ocurren en el centro de la ciudad.
La mayoría de los casos suceden en las mañanas.
La mayoría de los casos suceden en las mañanas. (Agustín Martínez)

Monterrey

Los camiones urbanos y sus paradas son escenarios de violencia sexual y violaciones en el área metropolitana de Monterrey, así lo señalan al menos 93 usuarias del transporte público de pasajeros que revelaron haber sido victimas de una situación de esta naturaleza durante 2012.

Más de la mitad, 53 mujeres, señalan que estos hechos ocurrieron mientras esperaban el paso de la unidad y en horarios entre las 04:00 y 06:00 de la mañana.

El resto de las encuestadas no señalaron el lugar específico, sin embargo el estudio está orientado a todo el procedimiento de la transportación, desde el camino a la parada hasta el lugar de destino, incluyendo los centros de trasferencia.

En el centro de Monterrey es donde ocurrieron la mayor parte de estos ataques. Un 27 por ciento de este grupo (aproximadamente 12 mujeres) señalaron la parada de las avenidas Félix U. Gómez y Colón.

En números iguales, los otros dos puntos peligrosos se encuentran en extremos del área metropolitana.

Con 6 casos reportados está la avenida Eloy Cavazos de Oriente a Poniente, afuera del Instituto Tecnológico de Nuevo León; la otra parada, con igual número de casos está en Santa Catarina, en Manuel Ordóñez y Venus.

El 100 por ciento de las mujeres entrevistadas en las paradas de Carretera a Saltillo frente a la Universidad Tecnológica, avenida Benito Juárez y López Mateos, avenida La Unidad en la colonia Unidad Popular y Arboledas con Antiguo Camino a Juárez refirieron haber enfrentado por una problemática de esta naturaleza.

En el centro de la ciudad de Monterrey es donde las mujeres se exponen al mayor número de insultos, groserías y malos tratos por parte de los choferes.

Donde se reciben mayores insultos y groserías es en las paradas de Santa Catarina y San Pedro, principalmente en las ubicadas en Carretera a Saltillo y la Universidad Tecnológica, Clouthier Poniente y Oro, Alfonso Reyes y Colón, y Manuel Ordóñez y Venus.

"Existe un 40.4% de mujeres que hacen uso de transporte público en Monterrey, que han sido víctimas de violencia económica, al tener como obstáculo el que alguna vez el chofer no la haya dejado subir a la unidad por falta de cambio", destacan.

Además 2 de cada 10 mujeres señalan que el chofer no les regresa el cambio completo cuando pagan su pasaje.

En cuanto a las agresiones patrimoniales, 92 por ciento de los encuestados señala haberlas sufrido, principalmente ejercidas por otros pasajeros, y estas se dan cuando alguien más intencionalmente mueve, avienta, aplasto o incluso patea sus pertenencias.