Muestran el drama de "Un hombre ajeno"

Protagonizada por José María Yazpik, Osvaldo Benavides y Adrian Vázquez, el montaje se presentó anoche en el Auditorio San Pedro en el marco del ArteFest 2014.
José María Yazpik y Osvaldo Benavides protagonizan el montaje.
José María Yazpik y Osvaldo Benavides protagonizan el montaje. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

La soledad es un lugar en donde el hombre puede responderse miles de preguntas que en el pasado no tuvieron una respuesta, al menos así lo dejó ver la obra Un hombre ajeno.

Protagonizada por José María Yazpik, Osvaldo Benavides y Adrian Vázquez, el montaje se presentó anoche en el Auditorio San Pedro en el marco del ArteFest 2014.

La historia dirigida por Alejandro Ricaño, retoma la historia original de Albert Camus en El extranjero, la cual narra la vida de Tomás, un cuarentón radicado en Nueva York que, tras su ruptura amorosa, intenta darse la última oportunidad de vivir junto a una pareja.

Esto hace que el personaje, interpretado por los tres actores en escena, busque a Belem, la mujer de quien se enamoró cuando aún era un niño, como un último intento de encontrar el amor.

A pesar de tener toques cómicos a lo largo de la obra, el drama tocó fibras internas en el escaso público que, aunque no alcanzó a llenar ni la mitad del recinto durante la primera función, disfrutó de la historia.

Desde el inicio de la primera función el público fue atrapado emocionalmente por la nostálgica historia de Tomás, la cual para ser contada no necesitó más que una simple tarima y una silla en el escenario.

El dramaturgo de origen veracruzano logra con la puesta que los recuerdos, junto a frases poéticas y duras, enmarquen la triste y frustrante vida que lleva un hombre que vive la soledad.

Al final, los organizadores del festival hicieron entrega de un reconocimiento a los tres actores.