Muere niño tras caerle televisor

La víctima fue identificada como Diego Esquivel Torres, de dos años de edad, quien presentaba lesiones en el cráneo.
El pequeño llegó sin signos vitales a la estación de emergencia.
El pequeño llegó sin signos vitales a la estación de emergencia. (Alberto Vásquez)

Monterrey

Un niño de dos años de edad murió al caerle encima una pantalla de plasma de 32 pulgadas, lo cual le causó severas lesiones en el cráneo, mientras se encontraba jugando en su casa, en la zona poniente de Monterrey.

Los hechos sucedieron en la casa marcada con el número 509 de la calle Bosques de Holanda, en la colonia Las Lomas, Sector Bosques, a donde fueron enviadas las unidades de la Cruz Verde de Monterrey.

Sin embargo, a la llegada de los paramédicos de la benemérita institución, los padres que no fueron identificados trasladaban al menor hacia una farmacia ubicada en Paseo de los Leones y Hacienda Peñuelas en busca de auxilio, hasta donde fueron seguidos por la ambulancia.

Pero como no recibieron atención médica, los papás subieron de nuevo al niño a su automóvil y lo llevaron a la estación poniente de la Cruz Verde, a donde llegó ya sin signos vitales.

La víctima fue identificada como Diego Esquivel Torres, de dos años de edad, quien presentaba lesiones en el cráneo, según determinó el personal médico que lo revisó en el puesto de auxilio al que fue llevado el niño, lo cual presuntamente le quitó la vida casi de manera instantánea.

Agentes ministeriales y de Servicios Periciales se trasladaron a las instalaciones de la Cruz Verde, donde comenzaron con las investigaciones de campo, además de interrogar a los padres de familia que se presume se encontraban con el niño al momento del trágico accidente.

Esto para tratar de determinar si el menor se encontraba solo al momento de los hechos, si estaba con sus padres o su otro hermanito jugaba con él al momento del accidente, como parte de las investigaciones.

Posteriormente, los elementos de Servicios Periciales se trasladaron hacia el domicilio de la víctima donde también se encargaron de recoger las evidencias, como el televisor de plasma que presuntamente se encontraba en una pequeña mesa que fue alcanzada por el menor.

El cuerpo del infante fue llevado al anfiteatro del hospital Universitario para que se le practique la autopsia de ley y sean establecidas las causas reales del fallecimiento.