Muere joven en ataque a balazos en Sabinas Hidalgo

La víctima tripulaba una camioneta junto con unos familiares que viajaban en otro vehículo, cuando fueron agredidos a balazos en calles del centro del municipio.
Las dos camionetas fueron llevadas a las instalaciones de la AEI.
Las dos camionetas fueron llevadas a las instalaciones de la AEI. (Especial)

Sabinas Hidalgo

Un joven falleció tras recibir varios disparos cuando conducía su camioneta por calles del municipio de Sabinas Hidalgo.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 21:00 horas del viernes, cuando la víctima identificada como Israel Cerda de 20 años de edad, iba al volante de una camioneta pick up en color negro, con placas de circulación RG 50421 y detrás de él iban varios integrantes de su familia a bordo de una camioneta en color rojo.

Ambas unidades se desplazaban por la calle Zaragoza, pero al llegar al cruce con Iturbide, cuatro personas los interceptaron y comenzaron a disparar contra los dos vehículos.

Dos disparos ingresaron por el parabrisas de la camioneta donde viajaba el joven y lo hirieron de gravedad.

Las balas también dañaron al otro vehículo, pero ninguno de sus ocupantes resultó con lesiones, ya que huyeron del lugar con rumbo a su domicilio ubicado a dos cuadras de donde ocurrió el ataque.

El conductor fue llevado inmediatamente a las instalaciones del hospital Virginia Ayala de Garza, pero a pesar de la lucha que realizaron los médicos, el joven falleció en las primeras horas del sábado.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones llegaron al lugar y se entrevistaron con las personas que presenciaron el ataque y señalaron que los hombres armados huyeron en una camioneta en color verde.

Personal de servicios periciales levantaron los casquillos que se encontraban tirados sobre el pavimento de los cuales solo se informó que eran de un arma larga.

El Servicio Médico Forense se encargó de trasladar el cuerpo del hospital de Sabinas Hidalgo al anfiteatro donde le realizaran la autopsia.

Mientras tanto las dos camionetas fueron llevadas a las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones en la ciudad de Monterrey.