Monterrey busca evitar la discriminación en bares

La propuesta del regidor Sergio Cavazos busca castigar la discriminación en los negocios de cualquier giro, que se dediquen a la venta de bebidas alcohólicas.
Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey.
Margarita Arellanes, alcaldesa de Monterrey. (Jorge López )

Monterrey

El municipio de Monterrey modificaría su Reglamento de Alcoholes para castigar la discriminación en los negocios de cualquier giro, que se dediquen a la venta de bebidas alcohólicas.

La propuesta del regidor Sergio Cavazos, que será analizada en la Comisión de Gobernación y Reglamentación, busca promover el respeto a los derechos humanos.

Los comercios deberán colocar un anuncio visible al público donde se señale: "se permite la entrada a cualquier persona sin importar su género, nacionalidad, origen étnico, preferencia sexual, religiosa o cualquier otra particularidad".

La secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes Ortiz, detalló que existen en la ciudad de Monterrey aproximadamente 7 mil permisionarios, entre restaurantes, bares, cantinas y depósitos.

Todos estos establecimientos deberán hacer eco de esta nueva disposición, que podría estar operando para la temporada más alta en el mes de diciembre.

La alcaldesa Margarita Arellanes explicó que esta disposición se tomará para propiciar el respeto a la diversidad y además homologar el reglamento con la Ley Federal de Protección al Consumidor, que señala que no debe haber motivos de discriminación en la prestación de ningún servicio.

Las multas a las que podrían hacerse acreedores los negocios que incumplan van desde el apercibimiento, multa económica (la cual será definida al momento de la aprobación de la modificación), clausura en caso de reincidencia.