Monterrey tendrá una Feria del Libro Usado

El espacio es para gente que quiera ofertar sus textos que ya haya leído, así como editoriales independientes de la localidad.
El evento se llevará a cabo en un local del Barrio Antiguo.
El evento se llevará a cabo en un local del Barrio Antiguo. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Un espacio para fomentar el placer de la lectura pero a bajo costo, o una oportunidad para hacer un espacio en las bibliotecas personales.

Monterrey tendrá una Feria del Libro Usado, teniendo como sede el espacio Green point (Diego de Montemayor 1114 sur, Barrio Antiguo) donde se combinará la venta de libros con diversas actividades culturales el próximo 29 de noviembre.

Denise Reynoard Rojas y Sarahid García Sánchez señalan que la Feria del Libro Usado (FLU) abrirá su espacio tanto a gente que quiera ofertar los libros que ya haya leído así como editoriales independientes de la localidad que ofrecerán su acervo.

La iniciativa nació a partir de la demanda en intercambio de títulos que se dio en la página Trinchera Norte, de la red social Facebook.

"Los mismos usuarios fueron pidiéndonos que se hiciera una feria de este tipo", relata Denise Reynoard Rojas, administradora de la página.

Ante la oferta editorial que existe en la ciudad con la Feria Internacional del Libro de Monterrey así como la Feria Universitaria del Libro UANLeer, la FLU surge como un espacio para encontrar literatura a buenos precios.

Los participantes en la feria (previamente registrados) estarán ofreciendo títulos en buen estado y de diferentes géneros literarios. Se habla de una oferta mayor a los mil títulos, con precios que oscilan entre los 15 y 200 pesos dependiendo de cada postor.

Para buscar un libro usado en Monterrey hay dos espacios básicos: la calle Guerrero entre Modesto Arreola y Washington, el Mercado Juárez así como la calle Reforma y Juan Méndez.

A espacios tradicionales como Librería Cerda, la Ateneo o la Victoria se les invitó a formar parte del proyecto pero simplemente no hubo respuesta.

Por ello la mayoría de los participantes serán personas que quieran vender títulos que integran sus bibliotecas personales.

"Hay gente que literalmente no puede caminar en sus casas por las cajas de libros que tienen, y es un capital cultural que está encerrado y que no se comparte, entonces es una oportunidad para hacerlo accesible, opina Sarahid García.

El interés principal es abrir un nuevo espacio donde cualquier persona pueda adquirir un buen libro a bajo costo. La organización de la FLU es independiente pues no tiene apoyo institucional.

"Es importante llevar esto a un público más amplio y que no sólo sea gente de las letras. Realmente los libros son caros y mucha gente no se acerca por eso", comenta Sarahid García.

La FLU está programada para el viernes 29 de noviembre, con actividades que inician a las 16:00 con lecturas de obra, presentaciones de libros y conciertos. La participación de las editoriales independientes busca ser una alternativa para la distribución de sus colecciones.

"Hay muchas editoriales independientes en la ciudad y se les invitó para dar difusión al talento local", comenta Reynoard Rojas.

Aunque no es el fin principal, el evento está abierto a la posibilidad del trueque de libros entre el público y los participantes. Para las organizadoras, la capacidad de hacer una segunda Feria del Libro Usado dependerá de la respuesta del público que se reciba.