Montañista regio se salva en sismo de Nepal

Una vez que se supo las dimensiones del sismo, los amigos de Orlando manifestaron su preocupación debido a que el Himalaya está en la zona del epicentro del terremoto.
Desde hace 18 años vive en NL.
Desde hace 18 años vive en NL. (Especial)

Monterrey

El montañista mexicano Orlando Castro realizaba una escalada en el Monte Everest cuando se produjo el terremoto de 7.9 grados en la escala de Ritcher que azotó Katmandú, Nepal y otras naciones en el sur de Asia.

El movimiento telúrico que se sintió en el techo del mundo, como se conoce al Everest, ocasionó una avalancha que mató por lo menos a 15 alpinistas y otros 35 se encuentran desaparecidos, afortunadamente el hombre, que tiene casi 18 años viviendo en Monterrey, logró sobrevivir.

Una vez que se supo las dimensiones del sismo, los amigos de Orlando manifestaron su preocupación debido a que el Himalaya está en la zona del epicentro del terremoto, que contabiliza alrededor de mil 800 muertos.

A través de su cuenta de Facebook, Orlando Castro publicaba  los avances diarios en su ascenso al pico más alto del mundo, sin embargo, el fuerte sismo cambió radicalmente los planes y de escalador se convirtió en sobreviviente y rescatista pues la dimensión ameritaba acciones inmediatas para arrancar de la muerte a las personas atrapadas.

Enterados del desastre sus amistades, a través de la redes le preguntaban sobre este hecho, fueron varias horas de incertidumbre hasta que uno de sus amigos logró comunicarse con él.

En el Facebook, su amigo comentó que recibió una llamada de Orlando Castro, quien le aseguró que todo su equipo está bien, aunque en el Campamento Base 1, donde recibieron la avalancha, murieron 15 personas.

Ante la situación, su guía sherpa le sugirió a él y su equipo permanecer en esa zona para ayudar en las labores de rescate.

En la breve llamada vía teléfono satelital mencionó que todos los campamentos en la ruta sur del Everest están destruidos y no se tienen noticias de 35 alpinistas a quienes sorprendió el terremoto en el ascenso y descenso.