Militantes priistas "ensucian" la bandera independiente

Hay o hubo al menos 2 integrantes del tricolor dentro del equipo de colaboradores del Estado.
Uno de los casos sucede en la Secretaría del Trabajo, cuyo titular está afiliado al PRI desde 2012.
Uno de los casos sucede en la Secretaría del Trabajo, cuyo titular está afiliado al PRI desde 2012. (Especial)

Monterrey

Al menos dos colaboradores de primer y segundo nivel del nuevo Gobierno formaron parte del equipo legal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las pasadas elecciones.

A pesar de que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, declaró que no habría integrantes de los partidos políticos en su Gabinete, los últimos nombramientos dicen lo contrario.

Julio César Martínez Castillo, quien rindió protesta como titular de la Secretaría del Trabajo el pasado 5 de octubre, y fue director de transición en esta área, hasta la fecha sigue siendo militante priista.

En el portal de internet del mencionado instituto político, en el apartado del Registro Nacional de Miembros, consta que Martínez Castillo está dentro de las filas del partido tricolor desde el 10 de enero de 2012.

Además, en las pasadas elecciones formó parte del equipo legal que el Partido Revolucionario Institucional utilizó para defender una gran cantidad de casos ante los organismos electorales.

Recursos de inconformidad, apelaciones y otros juicios fueron litigados por el ahora secretario del Trabajo, junto con otro nuevo integrante de Gabinete: se trata de Arturo Estrada Camargo, quien actualmente funge como subsecretario de la Educación Media Superior y Superior.

Ambos estaban acreditados para recibir notificaciones y hacer actuaciones ante estos órganos jurisdiccionales, y dieron como dirección para ello la sede del Partido Revolucionario Institucional en el estado: avenida Pino Suárez 906 norte, en el centro de Monterrey.

Estos nombramientos fueron autorizados por el dirigente estatal del tricolor, Eduardo Bailey Elizondo, así como por el entonces líder municipal del mismo partido, Aldo Fasci Zuazua.

Aunque la pertenencia a un partido político no es una excluyente para ocupar un cargo en el Gobierno, fue el mismo gobernador Jaime Rodríguez Calderón quien anunció, apenas a unas semanas de haber pasado las elecciones, que no tendría militantes de partidos políticos entre su equipo de colaboradores.

En reiteradas ocasiones, el actual mandatario estatal insistió en que si eran personas con cualidades y querían colaborar, deberían renunciar a sus institutos políticos, lo cual ya sucedió con Arturo Estrada Camargo, pero no con el secretario del Trabajo, Julio César Castillo Martínez, según los registros consultados este 12 de octubre, siete días después de haber rendido la protesta de ley.

El 14 de junio del año en curso, en la fiesta organizada con motivo de su victoria electoral, Jaime Rodríguez Calderón reiteró que ningún militante de partidos políticos formará parte del Gobierno Estatal.

Durante un evento de agradecimiento con personas que participaron en su campaña, expresó que si hay personas buenas en estas instituciones que quieran colaborar dentro de su equipo, primero deben salir de los partidos a los que pertenecen.

"Todo el que vaya a trabajar con nosotros en nuestro gobierno tiene que renunciar a su militancia partidista", reiteró El Bronco en entrevista.

El nombramiento de los colaboradores de Jaime Rodríguez Calderón en este sexenio ha despertado algunos comentarios de legisladores, actores políticos y dirigentes sociales, quienes señalan que algunos cuentan con "pasados cuestionables", y además no representan a los sectores ciudadanos de los que tanto se habló.

A una semana del inicio de la nueva administración estatal, aún faltan muchos titulares de segundo y tercer nivel por ser nombrados.

Claves
Antecedentes

  • En contradicción con la declaración hecha por el gobernador Jaime Rodríguez sobre los partidos políticos, sus últimas designaciones han incluido al menos a dos militantes priistas.
  • Uno de ellos es Julio César Martínez Castillo, quien encabeza la Secretaría del Trabajo; además de Arturo Estrada Camargo, subsecretario de la Educación Media Superior y Superior.
  • En las elecciones pasadas, ambos formaron parte del equipo legal que el PRI utilizó para defender varios casos ante los organismos electorales, a través de apelaciones y juicios.