¡Impresionante Bublé!

El romance, la energía y el talento del cantante canadiense se conjugaron ayer en Monterrey, para dejar a los asistentes a su concierto impresionados con un espectáculo de calidad.

Monterrey

Romance, energía y talento se conjugaron ayer en la ciudad de Monterrey, con la presencia de Michael Bublé, quien impresionó a los regiomontanos con un espectáculo de gran nivel.

A tres años de su última visita, el canadiense presentó su tour To Be Loved en la Arena Monterrey, hasta donde se dieron cita miles de seguidores del artista que disfrutaron de una noche inolvidable.

Cerca de las 21:50 y después de que el público ya se había deleitado con el talento del grupo norteamericano Naturally 7, el intérprete de 38 años apareció en el gigantesco escenario.

Bublé de inmediato demostró su cálida voz al ritmo de "Fever", canción con la que dio inicio a una mágica noche.

Ataviado en un smoking, Michael desató los suspiros y piropos del género femenino, quienes se deleitaron la pupila con el también actor que elevó la adrenalina al cien con "Haven't met your yet".

"Buenas noches Monterrey, bienvenidos mi nombre es Miguel Burbuja (entre risas), estoy súper feliz de estar aquí con ustedes", dijo para después sorprender a los regios que se encontraban en las primeras filas a quienes regaló su autógrafo y se tomó fotografías.

Una orquesta de 12 músicos fue la que acompañó durante la velada al multipremiado artista de pop clásico, quien continuó con "Moon dance" y "Come dance with me".

Estaba claro que Bublé buscaba sorprender y vaya que lo logró, y es que además de su talento nato, y la calidad en el sonido, el escenario móvil, las tres pantallas gigantes en 3D y el juego de luces, dejó asombrada a la multitud.

El llamado Heredero de Sinatra, por su estilo parecido al del fallecido intérprete mantuvo a su público en un clímax musical gracias a temas como "Lucky 13", "Everything" y por supuesto "Crazy Love".

Utilizando un escenario alterno, Michael Bublé cantó junto a Naturally 7 "Get lucky" de Daft Punk y "Who's loving you", que sirvieron como pretexto para darse tiempo de saludar al público que se encontraba más lejos del escenario

"I want your back" de The Jackson 5, "All you need is love" de The Beatles y "Burning love" de Elvis Presley, dieron paso a la nostalgia. De su última producción también incluyó canciones como "To love somebody" y "Beautiful day", esta última que anunciaba el final de la dulce y a la vez vibrante velada.