México pierde más terreno como productor de carne

Especialista brasileño en industria alimenticia urge a los empresarios mexicanos a no descuidar el mercado doméstico.
Archivo Milenio
(Notimex)

Monterrey

El mercado cárnico mexicano está cambiando de ser productor a importador, motivo por el cual dentro de 10 años la importación de carne bovina crecerá en casi 60 por ciento.

Oslen Desouzart, CEO de la consultora brasileña de la industria alimenticia OD Consulting, señaló que los productores mexicanos deben volver eficientes sus procesos para mantenerse dentro de la competencia.

Desozuart señaló que como ejemplo se puede revisar la balanza comercial en el área de productos cárnicos bovinos, que mantiene una tendencia negativa desde hace varios años; pues en 2011 el consumo de producto nacional era de 124.1 toneladas anuales; 86.3 por ciento en 2012 y para este año se espera que concluya en 73.6 toneladas; lo que representa una contracción del 29.8 por ciento.

“El mercado mexicano es grande y seguirá creciendo, pero cada vez hay más competidores”, indicó el especialista durante su participación en el Segundo Foro Internacional de Negocios Bovinos Carne.

Además, el especialista brasileño urgió a los productores mexicanos a no descuidar el mercado doméstico, y sobre todo, a explorar el de otros países, principalmente de los continentes asiático y africano.

“Tienen que planificar por lo menos a 10 años, tienen que salir más y no estar sólo en un mercado, eso es muy importante”, recomendó a los ganaderos.

En ese sentido, Desouzart mencionó que de acuerdo a análisis estadísticos realizados por OD Consulting, al año 2021 la demanda de carne será de al menos 60 millones de toneladas en el mundo, donde el 54 por ciento de ésta se concentrará en Asia y África.

“En China saben que tienen una gran demanda de carne, pero no tienen los recursos naturales para producirla. Por eso ya tomaron la decisión de importarla, y esa es una gran oportunidad para los países como México”.

Agregó que una considerable parte de la producción de carne en el mundo, dentro de 10 años estará concentrada en América Latina. Sin embargo, añadió, de continuar la tendencia del mercado, el país caería de ser el sexto productor de carne bovina en el mundo al noveno; y por el contrario, se ubicaría dentro de los primeros seis lugares en cuanto a importación de dichos productos.

Desourzart explicó que durante en el transcurso del 2010 al 2020 la producción de carne bovina crecerá en un 50 por ciento, esto gracias al desarrollo de la ciencia y la tecnología aplicadas al sector, motivo por el cual recomendó a los productores de México utilicen estas alternativas.

“Las condiciones del clima están cambiando, lo que significa que vamos a tener los mismos recursos dentro de diez años, pero vamos a tener que hacer más, y eso sólo se logra con ciencia y tecnología. Entonces seremos menos (los productores de carne bovina), pero seremos más fuertes”, comentó.