Mexicanos pagan más por la 'comida chatarra'

¿Las "tienditas de la esquina" ganaron terreno? No. La realidad es que un 52 por ciento de lo que se vende en la "tiendita de la esquina" paga los nuevos impuestos.
Las frituras se encarecieron.
Las frituras se encarecieron. (Carlos Rangel)

Monterrey

Los mexicanos durante el 2014 pagaron un 13 por ciento más en promedio por los productos alimenticios que consumieron y los cuales fueron gravados con los nuevos impuestos, lo que provocó que los hogares mexicanos compraran como si el país estuviera en crisis económica; siendo los niveles socioeconómicos bajos los más afectados, según una encuesta elaborada por la consultoría Kantar Worldpanel México.

"Los nuevos impuestos a alimentos y bebidas saborizadas afectaron a los hogares mexicanos de manera significativa, de esta manera la encuesta aplicada arroja que derivado de los impuestos, los hogares pagaron más de 13 por ciento adicional en una amplia gama de alimentos, y bebidas saborizadas, mientras que la inflación, según cifras oficiales en el mismo periodo, fue del 4 por ciento; dichas categorías representan el 30 por ciento del gasto familiar.

¿Las "tienditas de la esquina" ganaron terreno? No. La realidad es que un 52 por ciento de lo que se vende en la "tiendita de la esquina" paga los nuevos impuestos, lo que afectó a los principales compradores de las tienditas: los niveles socioeconómicos medios y bajos. Tampoco fue un buen año para las tienditas, puesto que terminaron vendiendo menos volumen que en 2013. Esto tiene un impacto social importante ya que, según INEGI, más de 600 mil familias dependen de estos negocios para subsistir.

En este contexto, el hogar mexicano se ha visto obligado a redistribuir su gasto de manera distinta para lograr sobrevivir a esta situación.

La consultoría señaló que las categorías no gravadas por los nuevos impuestos también se vieron afectadas. Los compradores tomaron parte del dinero que destinaban a categorías como cuidado del hogar y cuidado personal. El resultado fue que están gastando más en productos gravados por los nuevos impuestos.