Mercado se enfoca en los segmentos residenciales

José H. Zambrano manifestó que debido a los bajos precios de energía en la industria, no es rentable ofrecerles el servicio.
José H. Zambrano, director de la firma, y su socio Santiago Valdez.
José H. Zambrano, director de la firma, y su socio Santiago Valdez. (Carlos Rangel)

San Pedro Garza García

Por los ahorros que puede generar a los clientes y las disposiciones de ley en México, el mercado de generación de electricidad mediante paneles solares o fotovoltaicos se ha concentrado en el sector residencial.

Esto, a decir del dueño de la empresa Galt Energy, José H. Zambrano, quien explicó en entrevista con MILENIO Monterrey que ésta ha sido la tendencia de las empresas que se dedican a la venta e instalación de estos productos.

Y esto se debe a que lo más sencillo es vender este servicio a los clientes que pertenecen al Servicio Doméstico de Alto Consumo (DAC), que pagan por encima de 3 mil pesos en su recibo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Por los bajos precios de la CFE en el sector industrial, es mejor irte al segmento residencial porque es el único en donde realmente funciona. En residencial, y tarifa 2 que es comercial, esto funciona muy bien”, consideró Zambrano.

Este no es el único problema al que se han enfrentado las empresas que se dedican a la instalación y venta de paneles solares: la desinformación de los clientes y las grandes inversiones que deben hacer estos también los detuvo.

Según explicó Zambrano, el tiempo ha hecho que las personas conozcan más sobre los beneficios de la generación de electricidad mediante energía solar y se muestren más interesados en adquirir paneles para esto.

Pero el precio de la inversión necesaria sigue deteniendo a muchos, por lo que ha sido necesario que empresas como Galt Energy creen planes de financiamiento o arrendamiento, en donde los clientes deben pagar sólo la instalación del servicio y pagar el resto del costo de los paneles en mensualidades que se toman a partir del ahorro generado en su recibo de luz, por lo que se estima que la deuda con la empresa queda saldada en tres años. Tiempo tras el cual, el cliente puede decidir renovar su contrato o deshacerse del mismo.

“Es un sistema caro, pero nosotros decidimos crear un esquema (que se ha hecho en otras partes del mundo) de arrendamiento. Tenemos un año y medio ofreciéndolo y tenemos muchos clientes de la tarifa DAC.

Estos tienen retornos de arriba del 20 por ciento, y de ahí es de donde se paga. Nos funciona bastante bien, porque es un producto que hace este servicio más accesible a todos”, indicó.

En cuanto al segmento industrial, Zambrano recordó que no es rentable para las grandes empresas industriales hacerse de estos productos ya que el precio de la electricidad en este segmento ha estado registrando bajas en los pasados meses, por disposición oficial de la CFE.

De tal manera que actualmente, el costo de la electricidad para la industria es ahora más bajo que en Estados Unidos. Por el momento, aseguró el empresario, él y otros inversionistas se encuentran a la espera de que los precios regresen a su estándar para dar pie a proyectos que dejaron congelados con grandes empresas.