Megaedificio frente al Tec molesta a vecinos

Los habitantes de la zona están inconformes por la autorización de una torre de 26 pisos en un área de mil 100 metros cuadrados.

Monterrey

Vecinos de la zona sur de la ciudad de Monterrey se encuentran desconcertados por la aprobación de la construcción de una torre de 26 pisos en la avenida Eugenio Garza Sada en su cruce con Luis Elizondo.

La situación obedecería a que la megaconstrucción se encuentra en un terreno de mil 100 metros cuadrados, que se ubica en el 2760 del citado crucero, y que habría sido autorizada en los últimos días de Margarita Arellanes Cervantes como alcaldesa de Monterrey.

Los habitantes de varias colonias que conforman el Distrito Tec cuestionaron el permiso que se otorgó para la edificación de 26 niveles, de los cuales 10 serán para estacionamiento, y que se anuncia como Residencias Condotec.

Los colonos dijeron que solicitarán a las autoridades municipales que revisen los planes de edificación, pues argumentan que no coinciden con lo que se prepara dentro del proyecto Distrito Tec y señalan que el permiso para la desarrolladora se otorgó de última hora.

Por ello, los habitantes de este sector llamaron al actual alcalde regiomontano, Adrián de la Garza Santos, a atender sus dudas y verificar los datos del proyecto a fondo.

Aunque apenas se inició la edificación de la megatorre, la empresa desarrolladora ya anuncia la preventa a través de su página de internet.

"Invierte en un concepto único e innovador, adquiere uno de nuestros departamentos a precio de preventa en la mejor ubicación Av. Eugenio Garza Sada casi esquina con Luis Elizondo", detalla el sitio web.

Además, de acuerdo a su sitio de internet, los espacios que tendrán serán de una y dos recámaras, con 47 o 110 metros cuadrados.

Algunas autorizaciones para construcción y apertura de negocios que han sido cuestionadas fueron autorizadas durante los últimos días de la administración de Margarita Arellanes Cervantes en la alcaldía
regiomontana.

Entre ellos, la reactivación de sitios como El Sabino Gordo, sitio que fue baleado por delincuentes hace un par de años y que dejó a varios empleados sin vida, ahora con el nombre de
El Palacio, y algunas casas de apuestas que ya reabrieron.