Medina revira y frena el replaqueo para 2014

De manera sorpresiva el mandatario cede y sepulta medida para lo que queda de su sexenio, pero veta reforma que lo cancelaría definitivamente.
Descartó que se trate de una derrota para su Gobierno.
Descartó que se trate de una derrota para su Gobierno. (Leonel Rocha)

Monterrey

Un día después de haber presentado el Paquete Fiscal ante el Congreso del Estado, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz anunció la cancelación del canje masivo de placas incluido dentro de la iniciativa de Ley de Ingresos para 2014 y sepultó cualquier posibilidad de realizarlo durante los dos años que le restan a su administración.

De última hora, el Gobierno del Estado convocó anoche a una rueda de prensa para anunciar, por un lado, la decisión del gobernador de vetar la reforma a la Ley del Instituto de Control Vehicular que aprobó el Congreso el pasado 19 de noviembre, en la que eliminaban la figura de los replaqueos masivos cada tres años.

Sin embargo, el mandatario también dio a conocer la suspensión definitiva del canje de láminas programado para 2014 y que dejaría recursos adicionales a la entidad por 450 millones de pesos, según cifras que un día antes había presentado la Secretaría de Finanzas.

"He decidido cancelar el canje masivo de placas vehiculares en razón de que el Gobierno a mi cargo ha encontrado la manera de obtener los recursos extraordinarios que iba a recibir el Ejecutivo Estatal con motivo del replaqueo", expresó en la rueda de prensa donde lo acompañaron el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, y el tesorero, Rodolfo Gómez Acosta.

Este mismo jueves, argumentó el mandatario, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público confirmó que entregará a Nuevo León recursos extraordinarios que no fueron tomados en cuenta al momento de elaborar los presupuestos de Ingresos y Egresos para el año entrante.

Estos recursos permitirían la suspensión del replaqueo, sumados a los ahorros que generó el Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

En total, afirmó, serán alrededor de mil millones de pesos extras los que capte el estado por estos dos conceptos.

Según explicó el mandatario, 30 por ciento de estos mil millones saldrá del POFIF y el otro 70 por ciento de las partidas federales que concedió Hacienda.

No obstante, Medina vetó la reforma que aprobó el Congreso del Estado para eliminar los replaqueos cada tres años que marca la Ley del Instituto de Control Vehicular.

El mandatario afirmó que esta facultad podría servirle a otra administración del Gobierno del Estado.

"No quisiera yo dejar eliminada esta posibilidad de que el Gobierno de Nuevo León en un futuro, incluso insisto, en otra administración, por alguna situación extraordinaria o por algún imprevisto lo pudiera hacer".

Agregó que al tomar esta decisión se deja viva la opción del Gobierno del Estado de acceder a los recursos extraordinarios por el replaqueo.

Durante los últimos días, la administración estatal y la bancada del PRI en el Congreso del Estado han defendido el canje de placas esgrimiendo la justificación de que, por un lado, garantiza mayores recursos a los municipios, y por el otro, que es necesario actualizar el padrón vehicular por motivos de seguridad.

Incluso, se hablaba de que las nuevas láminas contarían con un chip electrónico que permitiría un control más preciso.

El gobernador no precisó qué pasará con las fórmulas de distribución de los recursos para los municipios, supeditadas a los ingresos del Instituto de Control Vehicular, es decir, a la Tenencia Estatal y al replaqueo.

Se espera que hoy acuda un representante de la administración a la Oficialía de Partes al Congreso para entregar un adéndum a la iniciativa de Ley de Ingresos.