“Medida violenta derechos humanos”

 Minerva Martínez Garza dijo que lo único que acarrearía es que las personas afectadas se amparen, y ese amparo proceda, ya que se violentan los derechos humanos.

Monterrey

Para Minerva Martínez Garza, presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), de darse al Gobierno la facultad de exhibir a los morosos fiscales, lo único que acarrearía es que las personas afectadas se amparen, y ese amparo proceda, ya que se violentan los derechos humanos.

Tras darse a conocer que dentro del Código Fiscal el Gobierno solicita "permitir la publicación de contribuyentes morosos, siempre que se trate de créditos fiscales firmes", la postura de la CEDH fue muy clara, y lanzó un llamado para poner atención en la Ley de Transparencia.

"Nosotros consideramos que el Congreso tiene que analizar la Ley de Transparencia, ya que la Ley de Transparencia protege los datos personales, inclusive, el artículo 35 de la Ley de Transparencia habla de que esos datos fiscales son datos privados, datos confidenciales, entonces consideramos y haríamos un llamado al Congreso para que tome en consideración esto".

Además, agregó que lo que se provocaría con esta medida es una oleada de amparos, mismos que serían ganados por los contribuyentes.

"En caso de que lo aprobara el Congreso, ¿qué va a suceder? Que el contribuyente se va a amparar y ese amparo va a proteger, va a proceder, porque violenta los derechos humanos, de sus derechos a la privacidad".

Y dejó muy claro que existe la vía para privar de la libertad a una persona, pero nunca ir contra la dignidad de la misma.

"Ahora, la Ley Fiscal establece sanciones, y estas sanciones son el embargo de los bienes cuando ya se comprobó que existe ese crédito fiscal, puedes embargar (...), pero no se puede ir en contra de la dignidad de la persona.

"Además existe un procedimiento en la propia Ley de Transparencia que se llama los Derechos Arco, que ahí el contribuyente puede utilizarlo para que se corrija el que se haya publicado su nombre", declaró.