Margarita sólo vino a exigir: Gobierno Estatal

Según la alcaldesa, en el encuentro del miércoles hubo acuerdos, como la realización de juntas mensuales sin intermediarios; ella vino a reclamar y a condicionar "en vez de ponerse a gobernar", ...
Rodrigo Medina y Arellanes Cervantes durante un evento oficial en 2013.
Rodrigo Medina y Arellanes Cervantes durante un evento oficial en 2013. (Carlos Rangel /Archivo)

Monterrey

El jefe de la Oficina Ejecutiva de la Gubernatura, Jorge Domene Zambrano, señaló que entre el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz y la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, no se llegó a un acuerdo tras la reunión privada que sostuvieron el miércoles, misma que dijo, se realizó a petición de Arellanes Cervantes.

Domene Zambrano mencionó que aunque se había señalado que todo lo que se tratara en la reunión se reservaría, la alcaldesa tuvo a bien ventilarlo.

Aseguró que, muy al estilo de la munícipe, ésta llegó a exigir y reclamar. Entre las exigencias, dijo, fue una reunión mensual con el mandatario y terminar obras estatales como pavimentación, entre otras.

"Muy al estilo de lo que estamos acostumbrados, llegó a exigir, a reclamar; llegó a pedir cosas que, en vez de ponerse a gobernar, yo diría no es necesariamente la forma de poder llegar a acuerdos.

"Condicionando al Gobierno nuevamente a querer tener una reunión cada mes con el gobernador, lo cual se sale de la política marcada", señaló Domene Zambrano.

Esa exigencia, dijo, es como si el gobernador quisiera ser atendido únicamente por el presidente de la República en todas las peticiones que tiene Nuevo León.

Ella no tiene por qué ser distinguida de los 50 alcaldes que se tienen que atender en el estado, explicó.

La respuesta del mandatario estatal, agregó Domene Zambrano, fue que la petición de la alcaldesa será sometida a revisión.

El mismo día de la reunión, Arellanes Cervantes reveló que hablaron del proyecto del municipio de Monterrey de habilitar como par vial las calles Arteaga y Reforma, para retirar rutas urbanas de Colón y Madero, encuentro al que también asistió el secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa.

Al respecto, la alcaldesa de Monterrey negó lo dicho por Domene Zambrano, y afirmó que ella expuso bien los puntos que le planteó y que el municipio le ha dado seguimiento a tales acuerdos.

Tras la negativa del Gobierno Estatal en el sentido de que no hubo un acuerdo para reunirse al menos una vez al mes, Arellanes Cervantes comentó que seguirán trabajando con la administración central.

"No, de ninguna manera, continuaremos trabajando, expuse muy bien los puntos, y bueno, pues aquí te podrán decir cuáles han sido los seguimientos a estos acuerdos.

"Todo mi ánimo es de trabajo, por la ciudad, por los regiomontanos, y bueno, por supuesto por los nuevoleoneses, lo he dicho, esta ciudad recibe únicamente en la zona central más de un millón 200 mil personas de otros municipios, y bueno, pues ahora sí que la responsabilidad obliga a tener esa nobleza, esa cordialidad y ese diálogo y comunicación sano y permanente entre el titular del Gobierno Estatal, como es el gobernador, y la titular del Gobierno Municipal, de la capital, como es una servidora", comentó Arellanes Cervantes.

Dijo que desconoce a qué se deban esos señalamientos, pero que no caerán en eso, por lo que continuará con los temas que son de relevancia para la ciudad.

Mencionó que por tratarse de la capital del estado, el diálogo y la atención de parte del gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, hacia el municipio de Monterrey, es obligado.

Por su parte, Sandra Pámanes Ortiz, secretaria del Ayuntamiento, expresó que el municipio de Monterrey pretende alejarse de cualquier intención de tratar de manipular o enturbiar un proceso en el que buscan avanzar de manera propositiva, por lo que cualquier intento de tratar de llevar una situación de animadversión entre dos autoridades, estarán ajenos.

Mencionó que hay una postura muy clara entre el gobernador y la alcaldesa dentro de una reunión cordial que ella solicitó y en la que se llegaron a puntos muy concretos.

Agregó que incluso ella, como secretaria del Ayuntamiento, entró ya en comunicación con el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, para darle seguimiento a los temas tratados.

"Solamente quiero aclarar, así como lo mencionó ayer la alcaldesa, he entrado ya en comunicación con el área de la Secretaría General de Gobierno para darle seguimiento a cada uno de los puntos en los que estuvo centrada la plática con el gobernador y la alcaldesa, entonces lo que sigue es tratar de avanzar en cada uno de los puntos que benefician al municipio de Monterrey, y obviamente con ese trabajo de coordinación.

"Es una serie de temas que ya están bien marcados; estamos hablando desde el tema acerca de los apoyos en desayunos escolares, estamos hablando del tema de vialidades, del transporte público, son al menos esos tres puntos sobre los cuales la alcaldesa empezó a platicar con el gobernador, y ya tocará al área de la Secretaría del Ayuntamiento junto con la Secretaría de Gobierno del Estado a avanzar en los temas", dijo.

Comentó que es de manera cordial como han querido avanzar y que lo más importante es el beneficio de la población.

Antecedentes

Todo comenzó el miércoles de esta semana, cuando se llevó a cabo una audiencia entre el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz y la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, la cual tuvo lugar en el Palacio de Gobierno. Desde hace meses, no se había realizado un encuentro oficial entre autoridades estatales y municipales del primer nivel.

En la reunión, en la que participó además el Secretario General de Gobierno, Álvaro Ibarra Hinojosa, fue de carácter privado, se abordaron diversos temas, excepto el de seguridad.

La noche de ese día, Arellanes Cervantes reveló algunos detalles del encuentro sostenido a temprana hora. Algunos de los asuntos revisados tuvieron que ver con el transporte urbano y el proyecto del Ayuntamiento regiomontano de habilitar como par vial las calles Arteaga y Reforma, para retirar rutas urbanas de Colón y Calzada Madero.

La munícipe militante del Partido Acción Nacional, quien dijo haber solicitado la audiencia, aseguró entonces haber acordado con el Ejecutivo Estatal realizar trabajo coordinado, así como sostener juntas una vez al mes, sin intermediarios, con el afán de hacer a un lado toda circunstancia partidista.

Añadió que los señalamientos que ella tocó públicamente en su momento con relación a temas como el replaqueo, el exigir recursos del Fondo Metropolitano, el que no se aumentaran las tarifas del transporte o incluso el reparto de desayunos escolares, fue con el fin de buscar el beneficio de la ciudadanía. Redacción/Monterrey