Margarita espera resolución de la PGJNL en caso “El Catrín”

Pese a que el dueño del bar denunció que le 'sembraron' droga para clausurarlo, la alcaldesa de Monterrey señaló que los trámites correspondientes se hicieron conforme a la ley.

Monterrey

La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, afirmó que esperará la resolución de la Procuraduría General de Justicia en Nuevo León en torno al caso del bar El Catrín, luego de haber sido clausurado por autoridades policiacas por un presunto hallazgo de droga en el lugar.

La edil mencionó que los trámites correspondientes se hicieron conforme a la ley, por lo cual está segura de que se procedió correctamente, pese a que el dueño del bar, Abel Ocañas, denunció que la bolsa que contenía enervante había sido 'sembrada' por elementos de la Policía de Monterrey.

"Celebramos que se actúe en todos los casos en donde haya alguna situación que pueda representar alguna irregularidad", expresó.

En cuanto a la información que ha proporcionado la PGJNL sobre las averiguaciones y la ausencia de hermetismo en el caso, Arellanes Cervantes opinó "mis respetos para ellos, nosotros estamos haciendo nuestro trabajo y que ellos hagan el suyo como lo consideren".