Margarita da “patadas de ahogado”: regidor

Eugenio Montiel Amoroso, funcionario de Monterrey, indicó que si la alcaldesa no puede “con el paquete” en materia de seguridad que deje a cargo al Estado.
“Son sólo patadas de ahogado que esconden en el fondo la incapacidad del municipio para atender con efectividad y prontitud el reclamo de los habitantes".
“Son sólo patadas de ahogado que esconden en el fondo la incapacidad del municipio para atender con efectividad y prontitud el reclamo de los habitantes". (Milenio)

Monterrey

Como "patadas de ahogado" definió el regidor de Monterrey, Eugenio Montiel Amoroso, las declaraciones de la alcaldesa en torno a la politización del tema de la seguridad en la colonia San Jerónimo.

Luego de que tanto el dirigente estatal del PAN como el coordinador de los diputados de este partido en el Congreso señalaran el apoyo brindado por el estado en materia de seguridad es solo un intento de hacer quedar mal a la administración de Margarita Arellanes Cervantes, las réplicas no se hicieron esperar.

“Son sólo patadas de ahogado que esconden en el fondo la incapacidad del municipio para atender con efectividad y prontitud el reclamo de los habitantes de este sector.

“Si no se puede con el paquete que se reconozca, pero que no se trate de buscar culpas ni soluciones mediáticas a los hechos que se están presentando”, dijo.

Afirmó que la alcaldesa pretende "hacerse la víctima" lo cual no solo es una postura irrisoria, sino que tampoco contribuye en nada a la resolución de un conflicto como el que viven los habitantes de San Jerónimo y de muchos sectores de Monterrey golpeados por la inseguridad.

Señaló que los regidores de su partido han sostenido que no existe una política en materia de seguridad y la presidenta municipal cambia constantemente su postura en el tema.

“Basta recordar cómo ha estado virando el posicionamiento de la alcaldesa al respecto, en campaña Margarita Arellanes dijo que asumiría el control total del municipio en Seguridad, y vemos que se echó para atrás.

“Luego dijo que crearía la Nueva Policía de Monterrey con al menos mil policías por lo cual inicialmente fueron reclutados y capacitados 500 elementos por parte de la Marina, pero ya renunciaron más de 300 y nos tuvimos que conformar con mezclar los elementos de la Policía Regia.

“Un tercer cambio de opinión es que ahora la señora alcaldesa dice que es absurdo dividirse la vigilancia por zonas de la ciudad entre Fuerza Civil y Monterrey y propone esquemas de coordinación conjuntas”, refirió.

Insistió en que el municipio no tiene una política pública sólida en el tema, por lo que invitó a la edil a que si no puede con "el paquete" lo pase totalmente al Estado.