Lolita Cortés presenta un show intenso

La actriz y cantante actuó anoche en el Artefest con un repertorio musical que fue bien recibido por los regiomontanos que se deleitaron con su potente voz.
Las voces de madre e hija se unieron para beneplácito de los reunidos.
Las voces de madre e hija se unieron para beneplácito de los reunidos. (Carlos Rangel)

Monterrey

Intensa y talentosa, así se mostró Lolita Cortés anoche durante el espectáculo que ofreció en el Centro Cultural Plaza Fátima como parte del San Pedro Artefest 2014.

"Una noche íntima con Lola Cortés" fue el nombre con el que se bautizó a esta actuación que la también actriz obsequió al grupo de regiomontanos que se dieron cita en el lugar.

Media hora después de la hora programada, Lola Cortés apareció en el escenario vistiendo un atrevido atuendo que dejaba al descubierto su espalda tatuada.

"Como una loba", tema original de Valeria Lynch, fue la carta de presentación de esta intensa noche con la que la jueza de "La Academia Kids" dio un recorrido no por su carrera musical, sino por su vida personal.

"Son canciones de grandes intérpretes que fueron mis maestras sin que ellas lo supieran. Son mujeres y canciones que me hicieron darme cuenta de lo que quería ser en mi vida", comentó Cortés.

Emocionada por poder presentar este espectáculo por primera vez en Monterrey, la también actriz fue explicando a lo largo de la noche los motivos por los que cada canción fue incluida en este repertorio.

"A que no le cuentas", fue la siguiente balada en ser disparada por la potente voz de la intérprete, que sin hacer alarde de gran producción, logró deslumbrar al público que se mantuvo admirando cada uno de sus movimientos.

"La siguiente canción es muy especial porque me emberrinché en que estuviera en esta lista. El problema era que la letra no se me quedaba, así que comencé a pensar en posibles personas a quien podría dedicársela, sin embargo, no logré encontrar a nadie. Cuando finalmente me daba por vencida me di cuenta que al único hombre que podía cantársela era a mi hijo", explicó Lolita antes de presentar "El hombre que yo amo", canción con la que se ganó una fuerte ovación que la dejó sorprendida.

Otra de las sorpresas de la noche resultó ser la presencia de su madre sobre el escenario, a quien tras varios intentos fallidos logró convencer para compartir escenario.

Tras el emotivo encuentro, Cortés dio paso a un mariachi, con el que concluyó la noche.