Lluvias cobran primera víctima

El cuerpo de un hombre de entre 50 y 55 años de edad, fue encontrado bajo un puente y atorado entre ramas, basura y algunas llantas de automóvil en Apodaca.
El cadáver pudo haber sido arrastrado durante la noche del miércoles, hasta quedar atorado en ese lugar.
El cadáver pudo haber sido arrastrado durante la noche del miércoles, hasta quedar atorado en ese lugar. (Francisco Zúñiga Esquivel)

Apodaca

Las lluvias del miércoles por la noche cobraron aparentemente una víctima, pues al atardecer del jueves fue encontrado el cadáver de un hombre en un arroyo que cruza la colonia Residencial Paseo de las Flores, en el municipio de Apodaca.

El cuerpo fue descubierto por varios trabajadores que cruzaban el puente sobre el cauce que corre a lo largo de ese sector, y donde quedó atorado entre ramas y basura arrastrada por la corriente.

El hallazgo ocurrió alrededor de las 18:00 de ayer, e inmediatamente fue reportado a la Policía para que iniciaran las labores de rescate del cadáver.

Se trata de un hombre de entre 50 y 55 años de edad, de complexión regular, que vestía solamente un pantalón de color café, pues no llevaba ya ni camisa ni zapatos.

Los rescatistas suponen que la misma corriente de agua le despedazo la ropa, hasta dejarlo sólo con la prenda citada.

El cuerpo estaba bajo el puente que cruza el arroyo, y que es paso de los trabajadores de empresas cercanas. Desemboca en un parque público que durante este jueves no fue muy visitado por las bajas temperaturas.

Se desconoce cuánto tiempo tenía en el lugar, pero el cadáver pudo haber sido arrastrado durante la noche del miércoles, hasta quedar atorado en ese lugar.

Bajo el puente, que es apenas un pasillo de concreto sobre un soporte del mismo material, se acumularon ramas, basura, algunas llantas de automóvil y el cadáver del desconocido.

Durante poco más de una hora, los elementos de Protección Civil de Apodaca maniobraron en el sitio para retirar las ramas y escombros para liberar el cuerpo.

Mientras tanto, elementos de Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia se presentaron en el lugar para recabar evidencias y tratar de establecer la forma como llegó al sitio del hallazgo.

El cadáver fue traslado al Servicio Médico forense para realizarle la autopsia de ley que determine los motivos del fallecimiento, mientras la Policía se abocaba a revisar los reportes de personas desparecidas, para ver si alguno coincidía con las características del occiso.