Llevan protesta hasta la casa de su patrón

Trabajadores de la empresa IPISA, que recientemente cerró, llevaron pancartas hasta la casa del dueño de la compañía, en la colonia Lomas del Valle, en San Pedro Garza García.
Portaron pancartas. Foto: Zyntia Vanegas
Portaron pancartas. Foto: Zyntia Vanegas

Monterrey

Una protesta poco común se observó esta mañana en la colonia Lomas del Valle, en San Pedro Garza García, donde un grupo de empleados se manifestó con pancartas afuera de la casa del dueño de la empresa donde trabajan.

Unos 30 trabajadores de la empresa IPISA llegaron hasta el domicilio de Dagoberto Evaristo González Franco, para exigirle que les paguen un mes de sueldo que, dicen, les deben, además de una liquidación conforme a la ley.

“Queremos que nos pague, que nos dé nuestro dinero; nos debe un mes de trabajo, no tenemos con qué comer ni con qué pagar el camión. Queremos que dé la cara el dueño que repartió todo a sus hijos y a nosotros nos dejó en la calle”, dijo uno de los afectados.

Algunos trabajadores dijeron que tienen más de 15 años trabajando en este negocio, ubicado en la calle Loma Grande 2724, en la colonia Loma de San Francisco, en Monterrey.

Los manifestantes, quienes se desempeñaban como carpinteros, albañiles y electricistas, dijeron que desde hace tres años comenzaron a recibir su sueldo incompleto y desde hace un mes les dejaron de pagar, y la empresa fue cerrada.

“Primero nos empezaron a dar la mitad del sueldo, decían que no tenían, que la empresa estaba quebrando, pero nosotros seguíamos trabajando; sólo queremos que nos den lo que nos toca, no pedimos nada más”, dijo uno de los empleados.