Llevan pleito por casinos a la vía penal

Acumula municipio dos querellas por presunto abuso de autoridad al clausurar casas de apuestas; van contra Desarrollo Urbano, Inspección y Vigilancia y Jurídico.
Es el segundo negocio de este tipo que procede legalmente.
Es el segundo negocio de este tipo que procede legalmente. (Archivo)

Monterrey

El casino Miravalle Palace denunció penalmente a cuatro funcionarios de la administración de Monterrey por el presunto delito de abuso de autoridad, ante la clausura realizada a la casa de apuestas y por rehusarse a darles información del caso.

Antonio Ibáñez Badallo, representante en Nuevo León de la Asociación de Permisionarios, Operadores y Proveedores de la Industria del Entretenimiento y Juego de Apuesta en México, y Benito  Trujillo Morales, director jurídico del casino, informaron sobre la querella número 213/2013, presentada  el pasado 6 de diciembre ante la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos de Servidores Públicos.

Fue Aldo Hugo Corona Durán, apoderado del Miravalle Palace, quien presentó el recurso legal.

Trujillo Morales afirmó que los indiciados son Brenda Sánchez Castro, secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología; Eulalio Meléndez Rodríguez, director jurídico; Florentino Rodríguez Meléndez, director de Inspección y Vigilancia, y el inspector Alberto Flores Jaramillo.

Por ello, agregó, hoy será la comparecencia ante el Ministerio Público titular de Inspección, y mañana será el turno de Sánchez Castro y el titular jurídico.

La demanda se une a la interpuesta por el casino Revolución, clausurado el pasado 22 de octubre por el municipio de Monterrey, ocho meses después de la ofensiva que la autoridad implementó al clausurar 10 casinos más, entre ellos, el Miravalle Palace.

“Antes de la demanda penal acudimos en forma  amistosa, y decirles: ‘Mira, lo que estaba pasando antes, para qué decirte que está equivocado tu Jurídico y tu secretario de Desarrollo Urbano (en cuanto a la operación del casino), e hicieron caso omiso (el municipio) y no nos quedó más que ir a la Procuraduría del Estado.

“Ésta es la denuncia ante al agente de Ministerio Público  que ya fue turnado a Delitos Especializados contra Servidores Públicos”, señalaron.

Ibáñez Badallo y Trujillo Morales mostraron documentación en la que establece que el 25 de setiembre del 2009, la entonces directora de  Inspección y vigilancia, Susana Ramos Balleza, quitó los sellos de clausura porque tenía permitido el cruce de apuesta y no incurría en la prohibición a que se refiere el reglamento.

“Ellos (el municipio) no nos contestan que no pueden hacer válida la solicitud que tenemos porque hay juicios legales en los tribunales y hasta que no se resuelvan, pero el delito se acredita porque nosotros en los escritos les estoy diciendo que el municipio desconoce, pero desde este momento que le entregamos oficios y copias de todo el procedimiento del 2007, por lo que no pueden desconocer.

“Tenemos derechos adquiridos para operar con la reglamentación legal y de estar operando con todas las de la Ley durante las administraciones de Adalberto Madero y Fernando Larrazabal con la licencia de uso de suelo de edificación y construcción para restaurante y centro de videojuegos”, dijo.

Margarita Arellanes ha declarado en diversas ocasiones que las clausuras permanecerán porque las casas de apuestas, entre ellas, el Miravalle Palace, no cuenta con la licencia de uso de suelo.

El Miravalle Palace se ubica en Calzada San Pedro 111 y 117 en la colonia Miravalle, y es operado con el permiso de Gobernación de la firma Urban Publicity, SA de CV, la misma con el que funcionaba el casino Red, donde fue grabado Jonás Larrazabal, hermando de Fernando Larrazabal, cobrando dinero en efectivo.