“Llegaremos hasta las últimas consecuencias”

Se analizan alternativas como instalar cámaras de seguridad, "blindaje" total o parcial del área y contratación de policía privada
Ramiro Cepeda Villarreal, presidente de la asociación vecinal.
Ramiro Cepeda Villarreal, presidente de la asociación vecinal. (Nadia Venegas)

Monterrey.-

Cansados de los atracos de la delincuencia, habitantes de por lo menos 16 colonias de la zona de San Jerónimo, en el municipio de Monterrey, se unieron ayer en un solo clamor: exigir seguridad.

Con un listado de firmas que se enviarán a las autoridades de los tres niveles de Gobierno, los colonos buscarán que las autoridades frenen delitos como robos de vehículo y de casa, asaltos, y hasta asesinatos que se han presentado en el sector, explicó el vocero de la nueva macro organización vecinal, Ramiro Cepeda Villarreal.

Además de la exigencia, se explicó que se está buscando la manera de blindar la colonia, que la conforman más de 6 mil viviendas, instalar cámaras de seguridad, y contratar una policía privada.

“Todo lo que queremos es seguridad, entonces estamos exigiendo a las autoridades de todos los niveles que nos den seguridad”, dijo Cepeda Villarreal.

“Estamos cansados de tanto robo, de tanto asesinato, de tanta inseguridad que tenemos”.

Por lo pronto ahorita es una petición formal de todos los vecinos a todas las autoridades, de todos los partidos políticos”.

Previo a la segunda junta realizada en el campo de béisbol de la Liga Pequeña de la colonia, Cepeda Villarreal explicó que entre las opciones que se contemplan para mejorar la seguridad a través de un blindaje está el cierre completo o sólo regulando algunos accesos, lo cual será definido en las juntas.

“No sabemos si se vaya a cerrar por sectores, si se vaya a cerrar en completo la colonia, para eso son las reuniones”, dijo.

Si se decide el cierre completo, la zona que quedaría aislada, que la conforman los 12 sectores y las otras colonias, superaría incluso el número de población de al menos 30 de los 51 municipios que hay en el estado.

Esto porque se contemplaría la inclusión de 6 mil viviendas, que en promedio tienen cuatro habitantes, lo que sería un espacio privado para cerca de 24 mil personas.

Aunque el homicidio de una mujer que se realizó el pasado 26 de septiembre fue lo que detonó la organización para la exigencia, Cepeda Villarreal explicó que desde hace un año se incrementaron los atracos de la delincuencia.

“Yo creo que es el último año, pero la verdad lo que detonó todo esto es el asesinato de la muchacha”, mencionó, “(pero) básicamente son robos a casas habitación, robos de carros, robos a mano armada, asesinatos”.

La exigencia, dijo, será para que la autoridad les resuelva la problemática que enfrentan, utilizando el método que se les recomiende, pues es ésta, al menos en teoría, la facultada para ello.

“La autoridad es la que tiene la solución entonces queremos que nos lo solucionen. Al final de cuentas a nosotros no nos interesa el cómo, nos interesa el resultado”.

Aunque a la junta sólo acudieron alrededor de 350 vecinos, Cepeda Villarreal destacó que ya se tiene la aprobación mediante correo electrónico de unas 8 mil personas.

El vocero explicó que la organización no sólo la conforman los vecinos, pues también se invitó a los comerciantes y algunas asociaciones civiles que hay en el interior.

“Haremos todo lo que tengamos que hacer. Llegaremos hasta las últimas consecuencias”, advirtió Cepeda Villarreal.