Ley Antilavado, necesaria para abatir informalidad inmobiliaria

José Martínez González explicó que para la autoridad, con esta Ley, aunada a las herramientas tecnológicas con las que cuenta, le será muy fácil detectar operaciones irregulares.
El titular de la Notaría no. 29.
El titular de la Notaría no. 29. (Raúl Palacios)

Monterrey

En México era necesario que se implementara una legislación como la Ley Antilavado, que en el caso de las actividades de venta, compra o renta de inmuebles propiciará que los agentes inmobiliarios informales pasen al sector formal, además de prevenir que estas operaciones sean usadas por las organizaciones delincuenciales.

José Martínez González, responsable de la Notaría Pública Número 29, explicó que no obstante a que la regulación, llamada Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, exige a los involucrados en las actividades del mercado inmobiliario, entre otros, un mayor cuidado en las operaciones, dicha legislación tiene un carácter positivo.

"Es una ley que necesitaba este país, y que tenía mucho tiempo, ahí están los antecedentes; sin embargo, hasta ahora lo estamos abordando. Veo muy positivo de que esto haya iniciado en el sexenio anterior y que esté dentro de un proyecto de nación, así debería ser en todas las áreas", dijo el notario público.

Durante una exposición ante miembros de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Martínez González explicó que en adelante cada operación que realicen los agentes inmobiliarios, en términos de compra, venta o renta, tendrá que ser registrada y reportada ante las autoridades a partir de 2014 antes de los días 17 de cada mes.

De lo contrario, las sanciones van desde multas que oscilan entre los 12 mil y 120 mil pesos, hasta la cárcel, cuando la infracción se mayor.

"La persona tiene que justificar en todos los casos de dónde vienen sus recursos, entonces, por ejemplo, si un padre de familia le regala una lana a su hijo, eso tiene que estar fundado y no nada más hacer el contrato de donación de dinero y ya, eso se tiene que declarar".

"Esas ficciones que ha habido en algunos casos de ponerle un precio a las cosas para pagar menos impuestos el comprador y el vendedor, eso se va a terminar, ya era tiempo que nos pusiéramos en una visión común", dijo.

Agregó, que para la autoridad, con esta Ley, aunada a las herramientas tecnológicas con las que cuenta, le será muy fácil detectar operaciones irregulares.

Sin embargo, mencionó que la Ley puede le hace falta perfeccionarla, sobre todo en términos de simplificación, con el objetivo de hacer más eficientes sus efectos.

"Se tiene que perfeccionar, por ejemplo, el mismo gobierno hay cosas que tiene la información, los registros públicos, el registro público de comercio tiene la información, entonces se tiene que hacer algunas formas decodificadas más sencillas", añadió Martínez González.