Legisladores denuncian la adquisición con sobrecosto

La Subprocuraduría de Anticorrupción recibió dos denuncias por parte de las fracciones del PRI y PAN por la compra de cobijas y cobertores.
Los diputados del PRI y del PAN acudieron a presentar el documento.
Los diputados del PRI y del PAN acudieron a presentar el documento. (Victoria Félix)

Monterrey

Tan solo en una tarde, la Subprocuraduría de Anticorrupción recibió dos denuncias por parte de las fracciones del PRI y PAN por la compra de cobijas y cobertores con sobrecosto realizado por el Gobierno de Nuevo León.

La comitiva de diputados panistas, acompañados por su líder Arturo Salinas, presentó este miércoles el documento con la denuncia y posteriormente, la diputada Gloria Treviño por parte de la fracción priista entregó un escrito aparte.

"Estamos presentando una denuncia de hechos contra quien resulte responsable por todos los hechos derivados de este cobijagate, de este asunto, en donde el Gobierno del Estado compró cobijas, cobertores, a un valor muy superior al de mercado tres veces más al valor en el mercado", comentó Arturo Salinas, coordinador de la bancada del PAN.

Los diputados solicitaron al subprocurador Ernesto Canales ampliar la investigación para completar los expedientes a través de las pruebas presentadas, las cuales se integraron con originales e impresos de notas realizadas por diversos medios de comunicación.

"El subprocurador decía que no podía actuar de oficio que requería una denuncia, hoy estamos satisfaciendo el requisito legal de presentar una denuncia penal de hechos constitutivos de delito en términos de nuestra ley y con esta denuncia él tiene la obligación de proceder a hacer las investigaciones que correspondan", explicó Salinas.

Por su parte, la diputada Gloria Treviño dirigió una denuncia a quien resulte responsable por el caso de las cobijas así como la situación laboral, de funcionarios que cobran en el Estado y en la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

"Estamos presentando esta denuncia ciudadana, ya que era lo que falta para iniciar la investigación por el caso de la compra de las 200 mil cobijas y la doble función que realizan los titulares de la dependencias estatales de Educación y Desarrollo Social, además de estar frente un caso de nepotismo, sus conyugues trabajan en sus dependencias".